El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, informó que el Ministerio de Gobierno inició las investigaciones correspondientes, aunque también está tomando otras acciones ya que se trataría de presunta subversión. (Foto: El Estado Digital)

Bolivia Digital

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, informó este martes que ya se están realizando las pesquisas para identificar a las personas que portan armas de fuego en los bloqueos que persisten en diferentes puntos del país.

“Ayer (lunes) vimos ingentes personas con armas mostrando hacía las cámaras, una vez identificadas serán procesadas (…) se ha hecho la denuncia sobre la tenencia de armas, pero el Ministerio Público no puede entrar al Chapare porque está amenazado al igual que la Policía. Se necesita gente del Estado para hacer este trabajo, pero por el momento se está haciendo trabajo de inteligencia e investigaciones respecto a la tenencia de armas”, dijo.

Imágenes en redes sociales y en algunos medios de comunicación desvelaron que determinados puntos de bloqueo dispuestos por la Central Obrera Boliviana (COB) y el Movimiento al Socialismo (MAS) hay grupos armados.

“Tenemos conocimiento de que hay gente armada como se ha visto ayer en las manifestaciones del trópico cochabambino, hay mucha gente armada y se ha contado más de 280 rifles y armas largas que van a ser utilizadas, no en contra del Ejército o la Policía, sino en contra de los propios pobladores. Los dirigentes van a disparar y le van a echar la culpa al Gobierno”, aseveró.

El Gobierno confirmó que en varias regiones del trópico cochabambino están rondando motociclistas portando armas de fuego y whipalas.

De igual manera, en algunos sectores del altiplano paceño hubo movilizaciones y los participantes, haciendo énfasis en sus armas de fuego, advirtieron que llegarán a la ciudad de La Paz y amenazaron con agravar los conflictos si no renuncia la presidenta Jeanine Áñez.

Este martes se repitió la misma escena en Yapacaní, durante la movilización que fue convocada para reforzar el bloqueo. En dicho lugar se presentaron motociclistas con whipalas y fusiles, pidiendo la renuncia de la mandataria y la cabeza de Luis Fernando Camacho, según reportaron medios de comunicación locales.

Por estas actitudes el Ministerio de Gobierno inició las investigaciones correspondientes, aunque también está tomando otras acciones ya que se trataría de presunta subversión.