En La Paz, el Hospital municipal La Portada opera como nosocomio centinela para COVID-19. Foto: Concejo Municipal de La Paz. (Foto: GAMLP).

Gabriela Ramos/Bolivia Digital

El Gobierno nacional modernizará las unidades de terapia intensiva de los 62 hospitales centinela para coronavirus (COVID-19) en el país, con el fin de evitar la sobrecarga laboral para el personal médico que trabaja en estas áreas y reducir al mínimo la exposición al virus para estos profesionales, informó el embajador de Ciencia, Tecnología e Innovación, Mohammed Mostajo-Radji.

“Algo que estamos haciendo para reducir aún más la carga que les toca a los médicos es colocar centrales de monitoreo en los hospitales (…) La idea es que el médico o la enfermera de terapia intensiva no tenga que estar vigilando a cada paciente a cada momento y van a reducir la exposición al virus”, explicó.

Los monitores individuales de cada cama de terapia intensiva estarán conectados a una central, mediante señal wifi. Cada ocho monitores tendrán una central común vigilada por una persona, de tal modo que el personal médico realizará sus rondas solo cuando sea necesario.

Los modernos aparatos se instalarán en las unidades de terapia intensiva de los 62 nosocomios centinela. Cada cama de terapia intensiva tiene un monitor donde se plasman los valores y signos vitales de los pacientes internados.

Actualmente el personal que opera en estas unidades debe hacer rondas continuas para verificar estos valores, situación que ya no será necesaria, pues con la central el monitoreo será constante y sin necesidad de que los médicos y enfermeras ingresen constantemente al área donde están los enfermos y se expongan al virus.

Mostajo indicó que estos aparatos ya fueron adquiridos y llegarán al país junto a los 500 respiradores comprados por el Gobierno para encarar la contingencia por el brote del COVID-19.

Mostajo destacó otra de las medidas que ayuda a optimizar los recursos humanos, como es la conformación de hospitales de referencia o centinela COVID-19, que reflejan una de las estrategias implementada por el Gobierno, para atender a más pacientes sin requerir muchos médicos o enfermeras, ya que este personal es escaso, tomando en cuenta los requerimientos que tiene la población.

“¿Qué pasa si atendemos a los pacientes con COVID-19 en todos los hospitales? Vamos a necesitar muchos más internistas, muchas más enfermeras. Entonces estamos reduciendo la cantidad de hospitales y estamos concentrando la atención en nosocomios exclusivos para el tratamiento de coronavirus, para optimizar nuestros recursos humanos”, señaló.