Hasta la fecha, 4.2 millones de personas se beneficiaron con el pago de los diferentes bonos que aprobó el Gobierno.

Eliana Uchani / Bolivia Digital

El pago del Bono Familia, Universal y la Canasta Familiar a la población que no percibe un ingreso económico fijo, el diferimiento de los préstamos bancarios, reducción de las tarifas de servicios básicos, plan de apoyo al sector productivo y el seguro de vida al personal de salud son las medidas que aplicó el Gobierno para mitigar los efectos del coronavirus.

Según el informe del Ministerio de Economía, hasta la fecha 4,2 millones de personas se beneficiaron con el pago de los tres bonos que otorgó el Gobierno. De esta cantidad, 1.959.814 ciudadanos accedieron al Bono Familia, que está dirigido a aquellos que tienen hijos en etapa escolar.

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, dijo que el  Ejecutivo enfrentó, desde que asumió el mando del país, una crisis política-social. A pesar de esas vicisitudes, afirmó que la prioridad es la salud y las acciones económicas en favor de la población.

“Nos importa cuidar la vida de los bolivianos. Por eso la creación de los bonos, compra de respiradores, terapia intensiva. Todo un gobierno enfocado en cuidar la vida. Si ahora no cuidamos la vida de los bolivianos, (nos convertiríamos en) un gobierno que lo único que le interesa es quedarse en el poder, como hemos visto en 14 años”, aseveró la autoridad.

Hace dos meses que el Ejecutivo declaró emergencia sanitaria ante el primer caso de coronavirus en el país. A partir de esa fecha se registraron más de 2.000 personas en los nueve departamentos; Santa Cruz y Beni son las regiones más golpeadas por esta enfermedad.

Las medidas

El 18 de marzo se promulgó el Decreto 4197, que establece el Bono familia de Bs 500 para todas las familias que tengan hijos en sistema educativo fiscal.

En su artículo 3 también dispuso la reducción del 100% en la facturación mensual de abril en las tarifas eléctricas para los consumidores de la categoría domiciliaria del país.

Para complementar esta disposición, el 3 de abril, el Ejecutivo promulgó la Ley Excepcional de Diferimiento de Pagos de Créditos y Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos, que establece un parámetro de descuentos a las tarifas de luz en la categoría domiciliarios.

Esta misma ley, que aprueba la postergación de pago de créditos bancarios, en su artículo 1 señal: «Las entidades de intermediación financiera que operan en territorio nacional, deben realizar el diferimiento automático del pago de las amortizaciones de crédito a capital e intereses, y otro tipo de gravámenes del sistema crediticio nacional, por el tiempo que dure la declaratoria de emergencia por la pandemia del COVID-19 y otorgando un lapso máximo de hasta seis meses posteriores al levantamiento de la declaración de emergencia».

El 14 de abril, en gabinete se aprobó el Decreto Supremo 4215, que otorga el pago del Bono Universal de Bs 500 a las personas que entre 18 y 60 años no perciben ningún ingreso económico fijo mensualmente.

Esta misma norma determinó ampliar el alcance del Bono Familia a los estudiantes de unidades educativas fiscales y de convenio del área de educación de personas jóvenes y adultas y de unidades educativas privadas.

En esa misma fecha también se aprobó el decreto supremo 4216, que establece el Programa Especial de Apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, y el Plan de Emergencia de Apoyo al Empleo y Estabilidad Laboral a las empresas legalmente constituidas.

El personal de salud también se beneficiará con un seguro de vida, el Decreto Supremo 4217 autoriza la contratación de un seguro para los profesionales y trabajadores en salud relacionados con el coronavirus. Tiene un alcance de Bs 100 mil en caso de ser afectado por la enfermedad.

A partir de este lunes, las personas de entre 40 a 49 años podrán cobrar el bono universal en las diferentes entidades bancarias del país.

Encuesta

La empresa Ciesmori consultó a 662 personas sobre cuál considera que es la medida “más positiva” que brindó el Gobierno para ayudar a la población durante la cuarentena. El 24,8% sitúa al Bono Universal como la principal medida positiva, seguido del Bono Familia con 24% y en tercer lugar el Bono Canasta Familiar con el 13,8%.

A estas medidas le siguen la rebaja del pago de las facturas de agua y luz con el 12,8%, la suspensión de créditos con el 9% y finalmente la suspensión del pago de impuestos con el 4,4%.