ULT 17 - F1 - TRIBUTO - ARCHIVO

 

Gonzalo Pérez Bejar – Edición impresa

El nuevo proyecto de Ley de Regularización de Adeudos Tributarios tiene el objetivo de regularizar las deudas tributarias y beneficiar al contribuyente con bajas tasas de interés y sin el pago de multas, informó ayer el viceministro de Política Tributaria, Sergio Germán Villarroel.

Esta norma de “nuevo perdonazo” plantea reducir la extinción de los controles impositivos de ocho a cuatro años, eliminar las multas y reducir los intereses, entre otros beneficios, para que el contribuyente regularice su situación, explicó.

Según la autoridad, si el contribuyente se acoge a la medida y decide pagar su deuda en efectivo, se beneficiará con un interés de solo 2%; y si cancela a través de un plan de pagos, será de 4% sobre la base de una fórmula de interés simple, y no compuesto, como en el pasado.

Esta nueva norma lo que pretende es favorecer a los contribuyentes y devolver la seguridad jurídica.

Indicó que también se plantea no tomar en cuenta el mantenimiento de valor de las deudas, que normalmente se actualiza sobre la base de la Unidad de Fomento a la Vivienda (UFV), lo que es una carga extra para el contribuyente.

“Tampoco se van a considerar las multas. Las personas que se acojan ya no tendrán que pagar las multas, y en tercera instancia, la tasa de interés con la que van a poder acogerse es mucho menor; en realidad, si se paga en efectivo es de 2%, y si se acogen al plan de pagos es del 4%, pero además con una fórmula de cálculo de interés simple, ya no interés compuesto”, sostuvo.

Este nuevo perdonazo —por las características del Gobierno que es de transición, dijo el viceministro— “está establecido hasta mediados de mayo”, y dependerá de cuándo sea remitido finalmente el proyecto a la Asamblea Legislativa Plurinacional, pero será el próximo Gobierno el que defina si es pertinente una ampliación.

Según Villarroel, el Estado pretende recaudar unos 2.000 millones de bolivianos, de los más de 40.000 millones que se encuentran en mora; deudas que en algunos casos son incobrables.

Por su parte, el ministro de Economía, José Luis Parada, remarcó que la propuesta no tiene el objetivo de recaudar más tributos, sino que busca dar seguridad jurídica a los contribuyentes.