agua y saneamiento

 

Juan René Castellón Quisbert

El Gobierno nacional invirtió 2.014 millones de bolivianos en agua y saneamiento en el departamento de Santa Cruz, monto que duplica lo que se hizo durante los gobiernos neoliberales en la misma materia, según información del Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

El aporte señalado se realizó en el período 2006-2018.

En cambio, entre 1993 y 2005, el gasto estatal en agua y saneamiento apenas llegó a 1.068 millones de bolivianos.

De acuerdo con  datos del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, el año en que más inversión se realizó en este rubro en esta región fue 2018, cuando se desembolsaron 319,4 millones de bolivianos.

Para esta gestión, 2019, el Gobierno programó 229,8 millones de bolivianos para este departamento.

En cambio, en el período neoliberal el mayor gasto en el rubro se registró en 2004, con solo 150 millones de bolivianos, casi 170 millones de bolivianos menos que en la actual gestión gubernamental. 

Las diferencias también son notorias en el rubro de riego, pues en el período 2006-2018, la inversión llegó a 357 millones de bolivianos; mientras que durante los gobiernos neoliberales  ese incentivo fue de solo 152 millones de bolivianos.

Aquí la diferencia es de unos 205 millones de bolivianos en favor del gobierno de Evo Morales, según información del Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

Como consecuencia de esa política de apoyo al agro, el número de hectáreas con riego se multiplicó en los últimos años en la región oriental.

Según el balance de Medio Ambiente, el número de hectárea con riego subió de 3.653, en el período 1993-2005, a 11.345 en los años 2006-2018. Es decir que la cantidad de tierra con agua se multiplicó por cuatro. El año con un mayor crecimiento fue 2011, con 2.432 nuevas hectáreas con agua.

En el período de los gobiernos neoliberales, el número de familias que se beneficiaron con la dotación de riego solo era de 3.574; mientras que durante la gestión del presidente Evo Morales esa cantidad se triplicó a 9.998 familias, según el Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

El gobierno de Morales también invirtió en el manejo integral de cuencas y recursos hídricos. Mientras que antes de su período, entre 2002 y 2005, los gobiernos neoliberales gastaron en el rubro solo 1 millón de bolivianos, Morales erogó 298 millones de bolivianos, entre 2006 y 2018.

Para este año, 2019, se programaron otros 12 millones de bolivianos, según el reporte del ministerio correspondiente.

El departamento de Santa Cruz también se benefició con obras de impacto y emblemáticas para la región, como la ampliación del sistema de alcantarillado Zona Sur.

La obra tuvo una inversión de 38 millones de bolivianos y el número de beneficiarios fue de 28.050 habitantes.

También se construyó el sistema de agua potable y alcantarillado en el Distrito 12 con un monto de 101,5 millones de bolivianos y una extensión que favoreció a 45 mil habitantes. 

Asimismo, se amplió el sistema de alcantarillado de la ciudadela Primero de Mayo, con un presupuesto de 75,9 millones de bolivianos y un beneficio para 34.286 vecinos de ese barrio cruceño.