El ministro de la Presidencia, Yerko Nuñez, en conferencia de prensa. (Foto: Min de la Presidencia)

Bolivia Digital

El Gobierno lamentó la ausencia de algunas organizaciones políticas, incluido el Movimiento Al Socialismo (MAS), a la mesa de diálogo convocada por la presidenta del Estado Jeanine Áñez. Asismimo, ratificó que los bloqueos de carreteras tienen fines políticos e instó a los dirigentes revelar sus “verdaderas intenciones”.

“Lamentamos de los representantes de algunos partidos políticos y agradecemos la participacion de la Iglesia Católica y organismos internacionales que cumplen un rol de observación y mediación. (…) La ruptura del diálogo (con el Legislativo) evidencia que el propósito de las movilizaciones era otro y no el de definir la fecha de las elecciones por ello denunciamos ante el pueblo boliviana y la comunidad internacional la falta de honestidad de los dirigentes que están propiciando estas medidas inhumanas y criminales”, sostuvo el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

La autoridad pidió al MAS y a los partidos políticos revelar sus intenciones y su agenda política. Además, reprochó el accionar “inhumano y criminal” organizado y respaldado por la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad a la cabeza del partido azul.

La COB abandonó el diálogo de más de cinco horas instalado el sábado entre el Órgano Legislativo, el TSE y el Pacto de Unidad. La propuesta de los dirigentes obreros señalaba elegir una nueva fecha entre el 6 de septiembre y el 18 de octubre, planteamiento que fue rechazado.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, informó que la entidad puso a consideración de las organizaciones sociales un acta de entendimiento, que ratifica la fecha de las elecciones generales para el 18 de octubre.

El Gobierno llamó a los bloqueadores a deponer “actitudes intransigentes” que ponen en riesgo la vida de la población y que perjudican la economía de productores, empresarios y emprendedores por la pérdida de sus productos en las carreteras.

La mandataria invitó al diálogo político a todas las fuerzas políticas y sociales. Sin embargo, la COB, candidatos a la presidencia y legisladores no asistieron a la cita. El Gobierno manifestó su compromiso de continuar el diálogo por lo que conformó una comisión para dialogar con las organizaciones descontentas con la fecha electoral.