Eco 4 -F1- VENTA GASOLINA_Jorge Mamani

 

Redacción central – Edición impresa

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, informó ayer que el fin de semana se logró normalizar el reabastecimiento de gasolina, diésel y gas licuado de petróleo (GLP) en las ciudades de La Paz y El Alto.

La autoridad dijo que, a pedido de la presidenta Jeanine Áñez, el fin de semana se trabajó en regularizar el suministro de carburantes en ambas urbes, donde la actividad estuvo paralizada por bloqueos y el cierre de los accesos a la planta de Senkata.

“Gracias a los acercamientos que tuvimos con la población movilizada, hemos logrado levantar los bloqueos. Como Gobierno queremos pedirles que continuemos con ese proceso de diálogo, que es lo que nos sacará adelante a los bolivianos, y ese diálogo se transformará en una normal inversión dentro de sus sectores para mejorar sus condiciones de vida”, apuntó Zamora.

Distribución

En conferencia de prensa, el ministro detalló que entre el sábado y domingo se distribuyeron alrededor de 2 millones de litros de gasolina en todos los surtidores de La Paz y El Alto; además, de un millón de litros en el área rural para reactivar la actividad agropecuaria.

También se dispuso de 650 mil garrafas, y en los próximos días se estima llegar a las 800 mil para estabilizar esta demanda. “Queremos garantizarle tranquilidad a la población, porque en stock tenemos bastante combustible, existe autonomía para poder garantizar el suministro y que nadie se preocupe ni se desespere, porque vamos a continuar con el aprovisionamiento”, aseguró.

La pasada semana, el Gobierno desplegó una caravana de 40 cisternas con gasolina y diésel desde la planta de Senkata (El Alto) para abastecer a la ciudad de La Paz; el sábado se logró despachar 1,8 millones de litros de combustibles y 10.119 garrafas para aminorar la demanda.