Franz Acarapi / Bolivia Digital

El Plan Empleo de Emergencia será complementado con una nueva política de inversión pública que además fomentará el consumo de bienes de industria nacional, teniendo en cuenta que el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) gastó miles de millones de dólares en plantas industriales sin buenos resultados, informó este domingo el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Óscar Ortiz.

“Para complementar este plan de emergencia (de empleo) se va establecer una nueva política de priorización de la inversión pública, hasta hoy el anterior gobierno se gastó miles y miles de millones de dólares importando una serie de maquinaria, plantas industriales que lamentablemente no han dado buen resultado”, señaló la autoridad en entrevista con la estatal Bolivia TV.

Agregó que se priorizarán aquellos proyectos de inversión pública que tengan la capacidad de generar y multiplicar las fuentes de trabajo y por el otro lado que fomenten el consumo de bienes nacionales.

El Plan Empleo de Emergencia fue anunciado el 1 de mayo por la presidenta Jeanine Áñez, con la finalidad de generar aproximadamente 600 mil fuentes laborales. Este emprendimiento podría empezar este mes, por lo que el ministro Ortiz indicó que el programa estatal será presentado al país en las siguientes semanas.

“El plan está dirigido a generar empleo masivo, a la mano de obra no calificada, pero que pueda generar ingresos para el sostenimiento de sus familias”, dijo.

El Presupuesto General del Estado establece una inversión pública de $us 5.215 millones para 2020; de ese monto, el 38,8% se destinará para el sector productivo, 26,6% para el área social y 30,9%, según el Ministerio de Economía.

Se convocará a municipios e instituciones

El ministro Ortiz anunció que se convocará a los municipios y a otras entidades para que presenten propuestas con el objetivo de promover proyectos que permitan la creación intensiva de fuentes laborales y absorban la gran demanda de trabajo.

En ese sentido, sostuvo que al ser un plan orientado a la mano de obra no calificada se tiene previsto generar empleos en el área de confecciones o manufactura, reparación de centros de salud, limpieza de canales, carreteras, instalaciones hospitalarias, educativas, enlosetados, adoquinado de vías, entre otros sectores.

Exportación de servicios

Por otra parte, la autoridad mencionó que está en curso un proyecto de ley para fomentar la exportación de servicios, teniendo en cuenta que hasta ahora solo se consideraba la venta bienes tangibles a los mercados del exterior.

Añadió que esta iniciativa prevé beneficiar a muchos jóvenes que trabajan, por ejemplo, en el desarrollo de software o sistemas informáticos, cine, publicidad, cuyos productos hoy “no se les considera exportaciones, lo que hace que tengan muchas dificultades para competir”.

“Estamos trabajando intensamente para que se pueda trabajar aprobar esta ley y así se vayan abriendo nuevos rubros a la economía y a las oportunidades de los jóvenes (…) así como el MAS solo tenía una visión en la cual todo era la política y más poder para su partido y sus dirigentes, nosotros los que queremos hacer es invertir en la gente y en la salud la principal prioridad”, apuntó.