POL11-F1 canciller_Barrios

 

Fernando del Carpio Z. – Edición impresa

La canciller Karen Longaric anunció ayer que Bolivia solicitará a España que la investigación sobre los hechos del 27 de diciembre se realicen de manera conjunta, con el funcionario español que llegará a La Paz, para esclarecer lo sucedido y que derivó en la expulsión de dos diplomáticos.

“Ambas acordamos (en la conversación telefónica el sábado pasado) que la relación entre Bolivia y España debía fortalecerse y no debilitarse por nada del mundo. Me comentó que enviaría a una persona para que realice una investigación profunda de los hechos; me voy a sumar a esa decisión para pedirle que sea una investigación conjunta”, aseveró.

También indicó que no se tiene información respecto a si los policías españoles que intervinieron en esos hechos tenían pasaportes falsos, pero la Cancillería dirigirá una nota a la Embajada de España para que informe sobre ese extremo.

Longaric, en otra parte de sus declaraciones a los periodistas la tarde de ayer, al abandonar el Palacio Quemado, dijo que en una reunión efectuada en horas de la mañana, en la Cancillería, informó a los embajadores de la Unión Europea (UE) sobre los hechos del 27 de diciembre.

“Conté con la atención y la comprensión de todos los embajadores (sobre) el verdadero alcance de los hechos y finalmente el respaldo de todos y cada uno de los embajadores que representan a los países miembros de la Unión Europea, respaldo al Gobierno constitucional de la señora Jeanine Áñez, respaldo a los propósitos que tiene este Gobierno, que son de pacificación del pueblo boliviano y de celebración de elecciones generales a la brevedad posible”, afirmó.

Calificó la cita de muy satisfactoria porque “se despejaron muchas dudas acerca de los hechos del viernes pasado, pero fundamentalmente acerca de las razones que llevaron al Gobierno de Bolivia a declarar personas no gratas a estos funcionarios diplomáticos de la Embajada de España”.

Explicó que la declaratoria de persona no grata “ha sido retirarle la confianza a un funcionario diplomático, lo que no implica afectar las relaciones con su país”, y como Gobierno consideramos que no debe afectar la relación con España, “todo lo contrario, le expresé a la ministra de Asuntos Exteriores (Margarita Robles) que era un deseo sincero de Bolivia el profundizar las relaciones con España (…), que son de carácter histórico en muchos ámbitos”.

Confirmó que el vicecanciller Gualberto Rodríguez será designado encargado de Negocios en España, y que el nombramiento de embajadores lo hará el próximo Gobierno.