ECO-XX-F1-VENTA GAS_JMK

 

Redacción central – Edición impresa

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) proyectó distribuir ayer en las ciudades de La Paz y El Alto unas 100 mil garrafas de gas licuado de petróleo (GLP) y 2 millones de litros de gasolina y diésel.

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, informó ayer que el sábado la estatal petrolera logró distribuir más de 1 millón de litros de gasolina especial y diésel, además de alrededor de 60 mil garrafas de GLP en esas ciudades.

“La gente de Yacimientos (Petrolíferos Fiscales Bolivianos) está trabajando doble turno (…) Esperamos que hasta hoy día (ayer) podamos (llegar a) cumplir 100 mil garrafas de GLP y alrededor de 2 millones de litros de gasolina y diésel”, dijo la autoridad a los periodistas.

Zamora señaló que la planta de Senkata en El Alto trabaja al 100% de su capacidad para reabastecer a la población paceña y alteña, que a causa de los bloqueos en los últimos días se vio afectada por la falta de garrafas de gas, gasolina y diésel.

Agregó que las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana continúan resguardando esta planta, debido a que hay algunas personas que todavía intentan bloquear esa zona; sin embargo, esto no obstaculiza la salida normal de los camiones cisternas y camiones para la distribución.

Largas filas

En un comunicado, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) indicó que la comercialización de gasolina, diésel y GLP se normalizó el sábado en las ciudades de La Paz y El Alto, luego de la suspensión del bloqueo a la planta de Senkata.

El sábado y domingo los surtidores y camiones distribuidores de GLP comercializaron dichos combustibles en ambas ciudades; sin embargo, los consumidores hicieron largas filas para poder abastecerse, según observó este medio.

De acuerdo con datos oficiales, los carburantes mencionados abastecerán a 14 distritos de La Paz y El Alto.