Padres de familia mantienen bloqueo de la ruta al occidente. (APG)

Veiskia Soto / Bolivia

El Gobierno nacional apuesta por el diálogo y la mediación para levantar el bloqueo de la carretera que une Cochabamba con el occidente del país, que persiste desde el pasado lunes.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Gonzalo Lazcano, informó ayer que el Gobierno mediará en el conflicto que mantienen padres de familia y la Alcaldía de Sipe Sipe para levantar la medida de presión que mantienen en demanda de la entrega de canastas estudiantiles.

“Vamos a sostener reuniones y hablar con la gente. Está en vías de solución, pero hay gente intransigente con la que pretendemos mediar”, dijo la autoridad.

Por su parte, el comandante Nacional de la Policía, Jhonny Aguilera, a su arribo a Cochabamba afirmó que, por encargo del Ministro de Gobierno, el objetivo será cooperar en la pacificación del conflicto, que tiene bloqueada la carretera que uno ese departamento con La Paz y Oruro.

Aguilera abogó por que la Gobernación, la Defensoría del Pueblo y Derechos Humanos, independientemente de las empresas que son las responsables de proveer los alimentos que son reclamados por los padres de familia, puedan juntarse y se gestionen mecanismos de espera que puedan “materializar” el cumplimiento de deberes que tiene el municipio de Sipe Sipe.

A su vez, el comandante de la Policía de Cochabamba, Javier Mendoza, informó que desplegaron a varios efectivos para intervenir el conflicto en Sipe Sipe, en busca de solución pacífica a los bloqueos.

“La Policía continúa interviniendo en estos momentos, pues el comandante del Valle Bajo está participando de las reuniones que sostienen padres de familia y autoridades y técnicos del Gobierno municipal de Sipe Sipe”, declaró.

Entretanto, los padres de familia aguardan la firma de contrato para levantar el bloqueo y aseguran que conflicto se agravó por mala gestión de alcaldesa María Heredia.