Bolivia Digital

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, aseguró que el Gobierno busca agotar todas las vías de diálogo en busca de la pacificación del país y sin aplicar la violencia. En tanto, pidió a los bloqueadores levantar las medidas de presión para permitir el paso de alimentos e insumos médicos vitales para la población.

“Como Gobierno no aceptaremos más caminos violentos. Los bolivianos queremos vivir tranquilos y en paz. No queremos revivir las pesadillas del pasado. Creemos en el diálogo y la paz por la vía para resolver las diferencias”, sentenció.

La autoridad agradeció los pronunciamientos de la comunicad internacional y la Iglesia Católica que señalan el diálogo como la mejor vía pacífica de resolución de los conflictos.

Núñez instó a los bloqueadores a levantar las medidas de presión para permitir que los alimentos, medicamentos y el oxígeno lleguen a la población que no solo enfrenta la pandemia por el coronavirus sino la crisis económica.

“Apelamos a la dirigencia del MAS y a los movimientos sociales para que puedan acatar las decisiones del Tribunal Electoral y la Asamblea Legislativa ambos Órganos independientes. De esta forma se cumplirá el objetivo de todos los bolivianos que es acudir a un proceso electoral, pacífico, transparente y democrático”, afirmó.

Los bloqueos de carreteras se originaron por el descontento de la postergación de las elecciones generales para el 18 de octubre, determinado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Al respecto, el ministro destacó la reunión convocada por el Legislativo con los actores políticos y sociales del país para confirmar la jornada de votación.