La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, en conferencia de prensa efectuada en la Casa Grande del Pueblo. (Foto: Jorge Mamani)

• Redacción Central /

El Órgano Ejecutivo retiró ayer el proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas para evitar la confrontación alentada desde la oposición a través de una sistemática desinformación de miedo, en busca de impunidad por la masacre de 2019, confirmó la ministra de la Presidencia María Nela Prada.

En conferencia de prensa en la Casa Grande del Pueblo aseguró que jamás la administración del presidente Luis Alberto Arce Catacora atentará contra los derechos e intereses del pueblo boliviano, y que cumplirá con el mandato de memoria, verdad y justicia hasta que los responsables intelectuales, materiales y cómplices del asesinato de 38 personas en El Pedregal, Sacaba, Senkata, Montero y Betanzos en noviembre de 2019, por el régimen de facto de Jeanine Añez, paguen por sus crímenes. Señaló que la decisión fue asumida después de una reunión con los sectores sociales del país, ante la arremetida de la oposición para defender intereses de un pequeño grupo de privilegiados que se resisten a justificar de dónde tienen tanto dinero.

Explicó que el objetivo de la norma busca cumplir con los estándares internacionales sobre la lucha del lavado de activos, el financiamiento al terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva, compromiso que debe ser asumido por el Estado Plurinacional de Bolivia.

La Ministra de la Presidencia insistió en que la derecha radical en el país, debido a sus constantes fracasos para evitar responsabilidad por el golpe de Estado y la masacre de 2019, promueve la confrontación y la desestabilización desinformado sobre el objetivo del proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas.

“Reconocemos que ha habido fallas en la socialización de este proyecto de ley (…) Lamentablemente, frente a esas ausencias de información se ha instalado en sectores de la población boliviana un temor absolutamente infundado (que ha sido) sembrado y promovido por grupos políticos con intereses que buscan la impunidad. En este sentido, como Órgano Ejecutivo, escuchando al pueblo boliviano, sus preocupaciones y sus temores con relación a este proyecto de ley, hemos decidido retirar este proyecto de ley (…) para no dar lugar a la confrontación, a la desestabilización y a la violencia”, sostuvo.

En ese contexto, el secretario Ejecutivo de la Federación de Gremiales, Rodolfo Mancilla, calificó como acertada la decisión de retirar el proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas porque no fue socializada oportunamente. Lamentó que “los golpistas buscaron aprovecharse de la coyuntura”, por lo que reiteró que los gremiales del país continúan en estado de emergencia en defensa del gobierno de Luis Alberto Arce Catacora y David Choquehuanca Céspedes.

En esa línea, alcaldes y gobernadores saludaron la decisión del presidente Arce Catacora de escuchar al pueblo porque muchos sectores sociales desconocen el alcance que estaba siendo socializado por la Comisión de Constitución de la Cámara de Senadores.

Los encargados de desinformar

El abogado y analista Williams Bascopé Laruta; el vicepresidente de la Confederación de Cooperativas de Bolivia, Braulio Arguedas Arancibia, y Francisco Figueroa  fueron quienes se encargaron de llevar adelante la campaña de desinformación e infundir temor en la población por el tratamiento del proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas.

BASCOPÉ

Williams Bascopé, abogado independiente como militante del Movimiento Al Socialismo (MAS), fue parte del equipo técnico-jurídico del Consejo Nacional Markas del Qullasuyo (Conamaq) y de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob) en la Asamblea Constituyente.

Como abogado, a través de los medios de comunicación, aseguró que el MAS en 2019 propició un fraude electoral y que no hubo golpe de Estado. Meses más tarde fue candidato a primer diputado plurinominal por La Paz por la agrupación Juntos de la expresidenta de facto Jeanine Añez.

ARGUEDAS

El vicepresidente de la Confederación de Cooperativas de Bolivia, Braulio Arguedas Arancibia, forma parte del directorio de Concobol como representante del transporte cooperativizado de La Paz, nunca trabajó en interior mina y fue uno de los principales líderes de ese sector cooperativizado contra Evo Morales y aliado de la presidenta del régimen de facto de Jeanine Añez.

FIGUEROA

Francisco Figueroa, como dirigente gremial, fue favorecido por los gobiernos municipales de Juan del Granado, Luis Revilla y ahora de Iván Arias. A cambio promueve movilizaciones contra las políticas del Órgano Ejecutivo.

linkedin