El vicepresidente David Choquehuanca entregó reconocimientos a maestros. (Foto: Jorge Mamani)

• Redacción Central /

El presidente Luis Arce destacó ayer el papel apostólico de los maestros al formar a los estudiantes bolivianos porque se convierten en guías y dejan huella.

El Jefe de Estado, el vicepresidente David Choquehuanca, el ministro de Educación, Adrián Quelca, y el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, rindieron un homenaje ayer a los educadores del país en conmemoración al Día del Maestro Boliviano, con la entrega de distinciones en reconocimiento a quienes se dedican a la enseñanza.

“Es nuestro sencillo reconocimiento a ese trabajo y esfuerzo por tener una educación cada vez mejor en nuestros niños, adolescentes y en nuestros jóvenes, muchísimas felicidades. La juventud, nuestra niñez, adolescentes, el pueblo boliviano siempre se los va a agradecer y recordar como grandes maestros que han contribuido al desarrollo de nuestro país”, afirmó el Primer Mandatario en la Casa Grande del Pueblo.

En la ocasión, se unieron dos reconocimientos: el que implementó la Cámara de Diputados y el del Ministerio de Educación para homenajear a todos los docentes del país.

Foto: Jorge Mamani

Resaltó que desde 2006, con el Proceso de Cambio, la educación avanzó cualitativamente con la mejora de infraestructura, ítems y beneficios, como los bonos para los maestros.

Manifestó que el Gobierno realiza todos los esfuerzos para recuperar el derecho a la educación con la entrega de materiales de laboratorios, computadoras y textos educativos.

Se hizo reconocimiento a los meritorios maestros Javier Flores Condori, Hilaria Choque Ajalle, Pamela Vásquez Solís, Betty Figueroa Callejas, Freddy Terrazas Cuellar y Ana Gabriela Villasilva por innovar una serie de mecanismos con la ayuda de la tecnología para educar en momentos de pandemia del Covid-19.

En el acto, el Ministro de Educación rememoró que el Día del Maestro Boliviano fue establecido mediante un decreto supremo en mayo de 1924. Asimismo, se recuerda la creación de la primera Escuela Normal de Profesores de Bolivia Mariscal Sucre, fundada en la ciudad de Sucre en 1909. La fecha también coincide con el nacimiento de Modesto Omiste Tinajeros, considerado “padre de la educación boliviana”.