Ministro de Gobierno presenta al presunto asesino de la niña Esther y pide 30 años de cárcel. (Foto: Ministerio de Gobierno)

Bolivia Digital

En conferencia de prensa, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, indicó que esta cartera de Estado va a formar parte de la acusación contra Zenón Manzaneda Juchani (42)., el hombre que abusó sexualmente y victimó a la niña Esther de nueve años, cuyo cadáver fue hallado el fin de semana en una calle de Villa Alemania (El Alto).

“Haremos el seguimiento para que el Ministerio Público y la justicia actúen con la mayor dureza posible. La presidenta (Jeanine Áñez) ha pedido que busquemos 30 años de cárcel para este delincuente y el pueblo de Bolivia debe conocer a este asesino que ha cegado la vida de este angelito, este hecho no tiene perdón de Dios”, dijo la autoridad.

Asimismo, indicó que sus cómplices serán sancionados con todo el peso de la ley ya que, si bien no participaron en el asesinato y la violación, ayudaron a Zenón a escapar.

Por su parte, el coronel Iván Rojas, director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), señaló que Manzaneda es autor confeso del crimen y que trató de escapar primero hacia Potosí y luego a Perú, sin embargo; la oportuna intervención policial posibilitó su captura el martes al mediodía.

“Se tienen elementos suficientes para fundamentar la imputación en las siguientes horas y continua el trabajo investigativo. Todo el personal policial ha trabajado de manera coordinada con los organismos de investigación al igual que con Interpol y Migración para evitar su salida”, remarcó.

Luego del crimen de Esther, Manzaneda abandonó La Paz la noche del domingo rumbo a Potosí, pero al verse cercado retorna a La Paz y el martes al medio es aprehendido y trasladado a la FELCC.

“Tenemos elementos suficientes para que el fiscal lo impute y se lleve el trabajo técnico científico para la acusación. De esta manera damos respuesta al clamor de justicia y de la sociedad”, afirmó.

Esther, quien tenía el sueño de convertirse en maestra, bailarina de ballet y comprar una casa para su madre y hermano, fue enterrada el martes por la tarde en un cementerio de El Alto.

Los vecinos de la menor indicaron que el autor del crimen, quien se identificó como Alejandro, tenía antecedentes por robo de vehículos y que desde tiempo atrás molestaba a la niña cuando se quedaba sola en casa al cuidado de sus hermanos menores.