Yerko Núñez, ministro de la Presidencia. (Foto: Ministerio de Comunicación).

Bolivia Digital

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, informó hoy que se determinó respetar el feriado del viernes 1 de mayo, Día del Trabajador, y trasladar las actividades de ese día al sábado 2 en el marco de las disposiciones vigentes por la emergencia sanitaria que rige en el país.

La autoridad explicó en conferencia de prensa que de esa manera la atención en el sistema financiero —en el pago de bonos sociales, rentas y salarios— a las personas con la terminación de su cédula de identidad en 9 y 0 se efectuará el sábado de 07.00 a 12.00.

También indicó que el sábado, según lo establecido, las personas que pueden salir podrán realizar sus actividades de abastecimiento de alimentos de 07.00 a 12.00.

Sostuvo que las disposiciones que existen para los sábados —que incluyen a los domingos—, por el período de cuarentena total —que prohíbe la circulación de personas, vehículos y actividades de comercio—, por esta vez serán aplicados el viernes de feriado nacional por el Día del Trabajador.

Similar medida fue asumida el 9 de abril mediante un decreto supremo que estableció respetar el feriado de Viernes Santo, que recayó el 10, y diferir las actividades de ese día al sábado 11.

La medida se aplicó en cumplimiento del artículo 2 del Decreto Supremo 2750 del 1 de mayo de 2016, que establece como feriado nacional, entre otros, al Viernes Santo.