Efectivos militares destruyen las plantaciones que no están permitidas. (Foto: UNUDC)

• Roberto Medina Buezo

El Viceministerio de Defensa Social y Sustancias Controladas, junto con la UNODC y otras instancias, ejecutó ayer una inspección técnica y verificó las labores de erradicación y racionalización de coca excedentaria en los Yungas paceños.

La comitiva llegó al municipio yungueño de Caranavi, donde sostuvo reuniones de concertación con miembros de la Federación Carrasco y luego se trasladó a la comunidad Moscovia.

“Se hizo el seguimiento a lo planificado para este año, que es la erradicación de 9.000 hectáreas de coca excedentaria, 2.000 de ellas en La Paz (Yungas) y 7.000 en el trópico de Cochabamba”, detalló al periódico Ahora El Pueblo el viceministro de Defensa Social, Jaime Mamani.

La autoridad dijo que se le mostró a la comunidad internacional el trabajo “sacrificado” de los efectivos militares en los seis campamentos instalados en Yungas, así como la alimentación que reciben, entre otros aspectos.

Las labores para la destrucción de la coca ilegal iniciaron el 1 de abril.

“A la fecha no hemos tenido ningún inconveniente con las comunidades donde estamos interviniendo. Todo el año se hará el trabajo por parte de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC)”, añadió.

Adelantó que este lunes, con la participación del Viceministerio de la Coca, la Unidad de Desarrollo Económico Social del Trópico de Cochabamba (Udestro) y del Comando Estratégico Operacional (CEO), se sobrevolará por los sectores de Yapacaní para identificar en qué zonas hay plantaciones ilícitas de coca para planificar los trabajos para el segundo semestre.

Por ahora se tienen 650 efectivos en el trópico y 500 en Yungas.

“Para el segundo semestre del año se incrementarán los efectivos”, dijo la autoridad.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, indicó que en menos de 30 días fueron erradicadas más de 1.000 hectáreas de coca ilícita en el país.