El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, se reunió con la Gobernación y municipios de Santa Cruz. Foto: Amdecruz.

Bolivia

El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, representantes de la Gobernación de Santa Cruz y la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) se reunieron para coordinar y unificar acciones destinadas a ayudar a las familias afectadas por las lluvias en ese departamento.

“Si trabajamos todos, entre las adversidades, vamos a poder ayudarnos. Nos sorprendió la magnitud del desborde y estamos aquí para coordinar acciones inmediatas”, sostuvo.

El Viceministro de Defensa Civil resaltó la preparación del primer cargamento de ayuda humanitaria a las familias afectadas por las riadas.

“El apoyo consistirá básicamente en alimentos y si hay la posibilidad trasladaremos equipos de las Fuerzas Armadas para que coadyuven en los trabajos que requieran los municipios”, mencionó Calvimontes.

La autoridad también resaltó la predisposición de la Gobernación y de los municipios para trabajar de manera conjunta. Informó que inmediatamente después se dispuso la evacuación de las personas que resultaron atrapadas por las riadas, que puede efectuarse vía aérea.

Calvimontes informó que datos preliminares indican que existe un total de 13 municipios afectados y alrededor de 4.621 familias damnificadas por los desbordes de los ríos Ichilo, Yapacaní y Piraí.

Gobernación resalta unidad

El secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación de Santa Cruz, Luis Alberto Alpire, resaltó la unión de los tres niveles del Estado para ayudar a los afectados por las riadas.

“Entre todas las entidades estamos comprometiendo apoyo y ayuda inmediata a todos los afectados”, mencionó Alpire.