Imagen referncial

Bolivia Digital

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, informó este martes que en un trabajo conjunto con la Caja Nacional de Salud (CNS) se adquirirán 100.000 unidades de pruebas rápidas con antígenos para la detección de personas con coronavirus en la población, las cuales llegarán en 10 días.

“Se ha decidido la compra de pruebas rápidas antígenas, que son mucho más efectivas que las pruebas que se están tomando en otros lugares, estas pruebas van a llegar en 10 días, se está cerrando el convenio, y esto va a permitir dar confianza a la gente, las vamos a usar en los centros de contención”, dijo la autoridad.

La prueba rápida no requiere de un laboratorio especializado, tiene 90% de confiabilidad y es una alternativa al método usado en el país, el PCR (reacción en cadena de la polimerasa), debido a que el resultado puede estar disponible en ocho minutos.

“Tenemos las pruebas rápidas con antígenos y se hizo un estudio comparativo con las pruebas PCR y se han mostrado los resultados al Ministerio y se tiene excelente resultado con una confiabilidad de más del 90% esto permitirá hacer las pruebas de forma más rápida”, informó el gerente General de la CNS, Roberto Rojas.

Los especialistas del Hospital Obrero realizaron el estudio en el que se evidenció que la detección puede realizarse a partir del séptimo día de los síntomas y no de 14 como se pide para el PCR. El método de la prueba rápida detecta los anticuerpos que se forman en el organismo cuando la persona está infectada con coronavirus.

Arias indicó que en las próximas horas se cerrará el contrato con la empresa que importará las pruebas rápidas las que luego serán aplicadas en los centros de contención a los sospechosos que salgan de los rastrillajes que se realizará con efectivos de las Fuerzas Armadas.

“Vamos a dar la confianza a la gente y los que tomarán las muestras son los egresados de las carreras de medicina, los vamos a convocar”, indicó el ministro de Obras Públicas.

“Nos permitirá que las colas inmensas en los centros de salud disminuyan, es muy similar a la toma de muestra que se hace para PCR, se toma la muestra de la mucosa nasofaríngea, se lo diluye en un liquido y da el resultado”, explicó Rojas.

El Gobierno de Bolivia aprobó la aplicación del test rápido antígeno para diagnosticar el COVID-19, primero en los asegurados y luego en la población en general.