El presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca en conferencia de prensa junto con las organizaciones sociales.(Foto: Jorge Mamani)

• Redacción Central/

Luego de varias horas de analizar la coyuntura del país, el Gobierno y las organizaciones sociales decidieron abrogar la Ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y el Financiamiento del Terrorismo, con la finalidad de devolver la tranquilidad a las familias y la normalidad de las actividades económicas.

“Nosotros, escuchando las demandas del pueblo boliviano, escuchando las demandas sectoriales, nosotros hemos tomado la decisión de abrogar la Ley 1386, a objeto de primero allanar el camino para que no exista el mayor pretexto para seguir enlutando, para seguir maltratando, para seguir paralizando nuestra economía, una economía que hoy está siendo dañada”, señaló ayer el presidente Luis Arce Catacora en una conferencia de prensa conjunta con el vicepresidente David Choquehuanca Céspedes y los representantes de las organizaciones sociales.

Agregó que una de las tareas del Gobierno es velar por la paz y tranquilidad de la población, cuidar la economía y la democracia.
Dijo que muchos gremiales y transportistas se vieron perjudicados en sus actividades debido a que existen sectores que tienen otros intereses que van más allá de las necesidades de la ciudadanía.

En ese marco, Arce Catacora manifestó que no se debe parar el proceso de recuperación de la economía luego de la profunda crisis generada en el régimen de facto de 2020.

“No podemos detener todo el esfuerzo que estamos haciendo para que mañana las familias bolivianas puedan gozar de una mejor calidad de vida, de una vida digna”, sostuvo el Jefe de Estado, quien añadió que desde el lunes se espera que todo retorne a la tranquilidad y normalidad.

Sectores no permitirán un segundo golpe de Estado
El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, cuestionó las acciones de los cívicos de Santa Cruz que, bajo pretextos como la Ley 1386, buscan desestabilizar al Gobierno democrático y dar un segundo golpe de Estado, al igual que en noviembre de 2019, por lo que el pueblo y las organizaciones sociales, aseveró el dirigente, no permitirán estas acciones.

“Estamos en estado de emergencia, estamos listos para salir a las calles, a las carreteras, pero no para ir a confrontar”, apuntó.
El secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores Gremiales de Bolivia, Carlos García, indicó que ahora no existen motivos para continuar con movilizaciones ni paros que afecten a la economía.

Empresarios de Potosí expresan su satisfacción

La Federación de Empresarios Privados de Potosí (FEPP), mediante un comunicado, expresó ayer su satisfacción y felicitación al Gobierno nacional, y particularmente al presidente Luis Arce Catacora, por la decisión de abrogar la Ley 1386.

Este sector señaló que esta importante determinación presidencial llevará a pacificar el país y el cese de la violencia registrada en algunas regiones.

La FEPP sostiene que la abrogación de la norma permitirá el normal desarrollo de las actividades productivas de todos los sectores y de este modo reactivar la economía nacional “a través del laborioso trabajo del pueblo boliviano”.

Gobernar escuchando al pueblo

.El Ejecutivo de la Confederación Nacional de Choferes de Bolivia, Ismael Fernández, destaca la decisión del presidente Arce Catacora por “escuchar y gobernar escuchando al pueblo”.

.El dirigente pide reflexionar y no permitir que intereses políticos de algunos sectores perjudiquen a la población.

.Dijo que se pedirá identificar a los responsables por generar este perjuicio económico.

linkedin