El ministro Jeyson Auza y los directores de los Sedes del país. (Foto; Ministerio de Salud)

Ahora EL PUEBLO digital /

El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, y los directores y responsables de los servicios departamentales de Salud (Sedes) del país definieron este sábado intensificar la vacunación contra las enfermedades transmisibles como el sarampión, la poliomielitis, rubéola y el Covid-19, con la premisa de proteger la salud del pueblo boliviano.

Auza saludó el trabajo y predisposición de cada una de las representaciones en salud del territorio nacional, quienes en dos jornadas (13 y 14 de mayo) analizaron, evaluaron y definieron acciones de cumplimiento en la Reunión Nacional de Directores de los Sedes, en busca de mejorar las coberturas de vacunación para niños y adultos en el país.

“Estamos definiendo intersectoriales con educación, organizaciones sociales, para generar procesos de movilización social, realizar la vigilancia de enfermedades prevenibles por la vacuna; priorizar aquellos municipios que tienen bajas coberturas de vacunación, realizar un monitoreo y supervisión constante, aspectos que se plasman en este documento”, sostuvo titular de Salud este sábado, en el acto de clausura del evento.

Entre las acciones a ejecutar están: Replicar la Ley de Vacunación del Beni en todos los departamentos. Disponer la obligatoriedad de la vacunación con respaldos legales departamental y nacional. Retiro del consentimiento informado, entre otras.

Auza remarcó que los compromisos asumidos por los representantes de cada departamento no deben quedarse en un papel, sino ejecutarse de manera inmediata cada una de las acciones que vayan a mejorar las coberturas de vacunación en la población de cada uno de los departamentos.

“De aquí a unos meses tendremos que reunirnos nuevamente para evaluar que cada uno de los compromisos asumidos se cumplan o si tiene que hacerse ajustes o modificaciones. En este momento tenemos que aprovechar este espacio de recuperación que nos está ofreciendo la pandemia, misma que nos ha mostrado la fragilidad del sistema sanitario no solo en Bolivia, sino en el mundo”, complementó.

LinkedIn