Los trabajadores de la prensa en una conferencia. // FOTO: Gonzalo Jallasi

• Redacción Central

Líderes de los gremios que aglutinan a los trabajadores de los medios de comunicación en Bolivia coincidieron en afirmar que existe libertad de expresión, prensa e información en el país.

El Ejecutivo de la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia (CSTPB), Héctor Aguilar, dijo ayer que en el país los derechos fundamentales para que se garantice el trabajo de los periodistas están consensuados desde el Gobierno nacional, por lo tanto Bolivia goza de la libertad de ex[1]presión, prensa e información.

“Hay permanentemente un respaldo total y el respeto irrestricto a la libertad de expresión, lo que nos permite a los periodistas usar con responsabilidad la libertad de prensa que es un patrimonio del pueblo boliviano”, señaló Aguilar.

La presidenta de la Asociación Boliviana de Radiodifusoras (Asbora), Verónica Palenque, señaló que hoy los periodistas tienen la posibilidad de dar a conocer sus puntos de vista, opiniones y efectuar críticas si corresponde.

“Por el momento en Asbora no existen denuncias sobre abuso o restricción en la libertad de prensa y los periodistas hacen sin problemas las coberturas correspondientes y sentimos que en la medida en que nosotros hacemos nuestro trabajo correctamente, nunca va a haber la posibilidad de que exista algún tipo de presión, ya que tenemos instancias correspondientes para acudir a ellas”, dijo

El presidente de la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP-Diarios), Marco Antonio Dipp Mukled, dijo que de acuerdo a los reportes de moni[1]toreo y vigilancia actualmente no se reportaron agresiones a los medios de comunicación por parte del Gobierno, en ese caso se entiende que se cuenta con las garantías necesarias para realizar la labor periodística.

“Nunca hemos negado que tengamos libertad de expresión y creo que los síntomas que vivimos en los últimos ocho años no se están replicando en la actualidad y esperamos que esto se mantenga y no se separen las cosas. Institucionalmente de parte del Gobierno no hemos recibido reportes de agresiones”, señaló.

Pidió que la conducta del Gobierno con el manejo de la publicidad sea correcta. También señaló que existe una creciente retórica hostil hacia periodistas de parte de opositores y oficialistas que espera que no salte a niveles institucionales y que de deba sopesar a futuro.

En esta fecha, Dipp pidió a los colegas del gremio reflexionar sobre su rol en la sociedad en el actual contexto no solamente político, sino en pandemia. Recordó que la situación de los trabajadores de este sector es difícil y siempre lo fue.

Palenque dijo que los periodistas tienen una misión muy importante que es poner al servicio del pueblo los me[1]dios de comunicación como principal misión.

“Se ha pasado por momentos muy difíciles en otras épocas y eso nos ha enseñado a valorar la libertad de expresión, tenemos que valorar la posibilidad de expresar nuestra palabra”, señaló.

También criticó a los medios que teniendo una línea marcada intenten hacer parecer que son imparciales, cuando la tendencia ideológica es conocida en el gremio, siendo que lo correcto es hacer conocer la línea a la que siguen.

En pasados días, la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, durante la entrega de una moderna infraestructura a los trabajadores de la prensa en el municipio de Camiri, Santa Cruz, recordó que el Gobierno nacional tiene un compromiso con la libertad de expresión y prensa, porque se constituye en un bien común y está garantizada en los artículos 7, 107 y 108 de la Constitución Política del Estado.

“Garantizamos el ejercicio periodístico, no criminalizamos la libertad de expresión, no tenemos periodistas detenidos ni perseguidos, ni acusados de sedición. Hoy estamos en democracia y garantizamos el ejercicio periodístico”, recalcó.

La titular de Comunicación recordó que la libertad de expresión es un bien común de los pueblos, y un gobierno democrático “necesita esa diversidad y esa pluralidad”.

“Reconocemos el trabajo que realizan los trabajadores de la prensa todos los días, fin de se[1]mana, feriados, los turnos, porque tenemos un servicio a la población”, enfatizó.

Alcón recordó que se precisa que los trabajadores de la prensa estén al servicio del pueblo, más aún durante la pandemia por el Covid-19, puesto que es necesario informar a la ciudadanía en este momento crítico.

Al respecto, el presidente del Estado, Luis Arce, recordó, en una entrevista con prensa estatal, que los medios de comunicación hoy cumplen un rol sumamente importante, ya que tienen que asumir con suma responsabilidad su rol.

“Hoy la gente necesita información, pero información fidedigna, real de lo que está pasando en el país, porque en su momento hubo cuestionamientos a los medios de comunicación que salían del pueblo boliviano, que nosotros veíamos con mucha preocupación porque es un sector tan importante en la sociedad, es el sector que transmite la información a la gen[1]te”, señaló el Jefe de Estado.

Indicó que la gente, con la información que brindan los medios de comunicación, toma de[1]cisiones importantes y citó como ejemplo la pandemia, donde solamente se informaba una parte de la realidad, cuando otra par[1]te del pueblo estaba sufriendo, y que era el pueblo boliviano que no tenía cobertura.

“Entonces, aquí nuestros medios de comunicación tienen que darse cuenta de que tienen un rol sumamente importante y tienen que saberlo llevar adelante con absoluta responsabilidad e imparcialidad, mostrando justamente que son eso: medios de comunicación”, dijo.

Pero Arce no desahució el trabajo de los medios de difusión, que pueden todavía corregir los errores cometidos en el pasado hacia el pueblo boliviano.

“Está la gran oportunidad que tienen los medios de reivindicarse con el pueblo y cumplir ese rol fundamental de informar”, señaló.

El ejecutivo de la CSTPB recordó que el año pasado en el régimen de facto de Jeanine Añez a los periodistas que no comulgaban con el régimen golpista se los perseguía y a los medios se los colocaba en la congeladora, es por eso que hoy se debe celebrar el retorno de la democracia con la posesión de Luis Arce como presidente del Estado Plurinacional.

“Creemos que la libertad de expresión, prensa e información, que son los pilares fundamentales del país, en la actualidad se gozan en Bolivia con el retorno de la democracia con el retorno del presidente Luis Arce, quien le devolvió la tranquilidad al país”, señaló Aguilar.

PAGOS EN EL RÉGIMEN

Varios periodistas fueron sindicados de recibir pagos en el régimen de facto; por ejemplo, Car[1]los Federico Valverde Bravo quien recibió dinero del Ministerio de Comunicación desde diciembre de 2019 hasta diciembre de 2020, fueron más de Bs 75.275 (más de 10.000 dólares) por escribir columnas que no pasan de los cuatro párrafos, según una investigación del medio Crónica Digital.

De la misma forma, el analista político y económico Luis Humberto Vacaflor Ganam, durante el régimen de facto de Jeanine Añez, cobró dos sueldos de instituciones públicas al mismo tiempo, recibió del periódico Bolivia una remuneración mensual de Bs 6.906,00.

En Bolivia TV, Vacaflor se desempeñó como analista político social desde septiembre de 2020 con un salario mensual de Bs 6.531,40. Y se fue sin previo aviso incumpliendo la vigencia de contrato, según informe de Gerencia de Producciones, a partir del 9 de noviembre.

En el caso de la periodista Nancy Vacaflor Gonzales, recibió Bs 30.000 del gobierno de Jeanine Añez por concepto de la ‘Consultoría de Sistematización Periodística de la Unidad de Proyectos Especiales’, trabajo que terminó en tiempo récord.

El analista Diego Ayo Saucedo, exvocero de Carlos Mesa, exempleado de Samuel Doria Medina, recibió Bs 153.203, según con[1]tratos publicados por el periódico web Crónica Digital. Ayo, quien solía aparecer en varios programas de análisis, comentario y perspectiva política durante la gestión 2020 en el canal televisivo estatal Bolivia TV, firmó al menos dos contratos con ese medio público.

El primer contrato fue firmado el 15 de enero de 2020 por la empresa estatal Bolivia TV y Diego Ayo, por un monto de Bs 125.280.

Lizárraga y Fernández hostigaron a los periodistas y medios de comunicación

El ejecutivo de la Confederación de la Prensa de Bolivia, Héctor Aguilar, recordó dos hechos que marcaron al sector de la prensa cuando el régimen de Jeanine Añez persiguió a periodistas, amedrentando permanentemente a la libertad de expresión, y quienes no comulgaban con el régimen eran amenazados con procesos judiciales por sedición al no permitir que periodistas piensen diferente.

Cientos de periodistas quedaron sin trabajo porque se cortó al medio de comunicación una de las principales entradas económicas que es la pauta gubernamental, para beneficiar a los que comulgaban con el régimen de facto.

Muchos medios ingresaron en una crisis económica y cien[1]tos de periodistas fueron des[1]pedidos al no poder sostener las planillas de salarios.

Desde el Misterio de Comunicación, que pasó a ser un Viceministerio, se intentó acallar a los medios y a sus periodistas, provocando la quiebra financiera de quienes no comulgaban con ellos o por no cambiar su línea editorial a favor del gobierno de facto.

El portal internacional Infobae informó el 14 de noviembre de 2019 que la entonces ministra de Comunicación del gobierno provisional Roxana Lizárraga amenazó con encarcelar a los “periodistas o pseudoperiodistas que estén haciendo sedición”.

“Periodistas que son en algunos casos bolivianos y en otros extranjeros”, dijo la funcionaria, “tienen que responder a la ley boliviana”. Dijo que esos periodistas ya están identificados y que el Ministro de Gobierno “va a tomar las acciones pertinentes”.

En ese marco, el portal nacional Oxígeno informaba el 12 de mayo de 2020 que la ministra de Comunicación Isabel Fernández admitió que se quitó publicidad al canal televisivo Gigavisión por un supuesto “bajo rating” cuando el medio difundió información crítica en contra del Gobierno, como el uso de aviones de la FAB para transportar a personas privadas.

“Yo tomo mis decisiones en base al rating y a la capacidad de influencia local de un medio”, expresó la entonces Ministra.

Explicó que se cortaron cuatro pautas por no tener el rating y la capacidad de influencia local del medio.

El periodista de Gigavisión Junior Arias, quien también lidera el portal ‘Detrás de la Ver[1]dad’, denunció entonces que el Ministerio de Comunicación cortó la publicidad a ese canal por la seguidilla de información crítica que difundió en las últimas semanas, sobre malos manejos del gobierno de facto.

¿Por qué se festeja este día?

El 10 de mayo se conmemora en todo el territorio nacional el Día del Periodista Boliviano, que fue instituido por Decreto Supremo de 1938, durante la presidencia del teniente coronel Germán Busch Becerra, medida con la cual se comenzó a reconocer la actividad como una profesión y se validó el derecho a la jubilación.

La celebración fue institucionalizada recién el año 1943 y la fecha tiene su origen en ho[1]menaje a Cirilo Barragán, periodista que ejerció esa labor en bien de la sociedad, hasta que fue fusilado por orden de Mariano Melgarejo, en 1865.

Entre otros aspectos, la norma de 1938 reivindica los derechos de los trabajadores de la prensa, con acceso a un seguro de salud y otros beneficios sociales para mejorar sus condiciones de vida y de trabajo de ese sector.