• Guadalupe Castillo/

El Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) y la Aduana denunciaron ayer que grupos afines al presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, intentaron imponer de manera violenta un “asedio” en oficinas de las gerencias distritales I y II en esta región, con el propósito de interrumpir el servicio a los contribuyentes.

Sin embargo, esos grupos no lograron el objetivo pues en las dependencias de la Administración Tributaria se desarrolló el servicio de manera habitual y la Policía se instaló para resguardar el lugar ante la vigilia que iniciaron algunos vecinos, quienes exigen que el Censo se realice en 2023. Esto ocurrió en las oficinas de Impuestos, ubicadas en la avenida Ovidio Barbery.

La acción violenta de los grupos cívicos y de estudiantes de la Universidad Gabriel René Moreno (UAGRM) incluyó el despliegue de pasacalles y banderas, insultos a miembros de la guardia policial, bloqueo de puertas de ingreso y detonación de petardos.

“Pese a este clima beligerante, los servidores públicos del SIN continuaron desempeñando su trabajo con normalidad y no interrumpieron la atención al público contribuyente”, reportó la entidad.

En la Aduana Nacional, ubicada en Pampa de la Isla, anoche también se apostó un grupo de choque.

En Camiri, las oficinas del Gobierno Autónomo Municipal fueron tomadas por un grupo de choque afín al gobernador Fernando Camacho, en el intento de fortalecer el paro cívico.

De acuerdo con un reporte de Bolivia TV, la acción tenía por objeto impedir que el alcalde de esa población, David Anzaldo, y los funcionarios realicen sus actividades; sin embargo, la autoridad y los trabajadores ediles se trasladaron a otras dependencias y retomaron sus actividades.

El 31 de octubre, dirigentes cívicos de esta población decidieron desactivar las medidas de presión que habían implementado como parte del paro cívico.

Santa Cruz enfrenta 19 días de paro indefinido, medida impuesta por los cívicos y el gobernador para obligar al Gobierno nacional que determine la realización del Censo en 2023.

El concejal por el MAS Rolando Pacheco calificó de “actos vandálicos” el inicio de la vigilia cerca de las instituciones públicas por grupos radicales.

“La mesa técnica ya ha trabajado, ahora queda esperar la fecha del Censo, lamentamos que grupos radicales sigan apostando por la confrontación, el odio, el racismo y el vandalismo”, afirmó.