Jorge Richter, vocero presidencial (Foto: RRSS)

Fabiola López Uriarte / Ahora El Pueblo Digital /

El vocero presidencial, Jorge Richter, sostuvo que en política cuando no se quiere asumir responsabilidades por las conductas que causan daños y perjuicios se usa la palabra persecución, para evadir responsabilidades.

“Hay una palabra mágica en la política cuando no se quiere asumir responsabilidades por las conductas realizadas que han causado daño, perjuicio, en el caso del paro, que han causado muerte, daño económico, que han violentado y cancelado los derechos y garantías de las personas. Entonces, cuando ya no se quiere asumir aquello, hay una palabra que funciona mágicamente y se llama “persecución” política”, dijo.

Arguyó que esa es la forma de evadir las responsabilidades que utilizan los acusados. Luego tensionan y movilizan a la sociedad.

“Para que eso los pueda a ellos, de alguna manera, blindar de los requerimientos desde la justicia; lo han hecho el 2019 han dado un golpe de estado”, dijo.

Mencionó que el gobernador de Santa Cruz, Fernando Camacho, se refirió al problema de Perú, sin tomar en cuenta su propia conducta durante el golpe de Estado de 2019.

“Ayer (por el miércoles) el señor Camacho se refería al tema del Perú, sin querer revisar su propia conducta donde encuentra su nombre anotado en el golpe de estado que se produce en Bolivia el año 2019”, enfatizó.

Por tanto, complementó que esta actitud es antidemocrática y no puede ser una credencial para llevarlo con orgullo.