G.P.B. – Edición imipresa

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, acogió con beneplácito el acuerdo anunciado en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) sobre el proyecto de Ley de Garantías que garantiza el pleno ejercicio de los derechos constitucionales.

“La implementación de esta ley debería allanar el camino para una mayor normalización de la situación en el país y la celebración de elecciones transparentes, inclusivas y creíbles”, señaló el organismo en un comunicado.

Además, el Secretario General hizo un llamado “para que sigan comprometidos en la búsqueda de una solución pacífica a la crisis que ha afectado al país, a través del diálogo constructivo”.

En otro comunicado, los facilitadores del diálogo en Bolivia —la Unión Europea, la ONU y la Iglesia católica— saludaron los avances logrados para pacificar el país, en aras de una transición democrática a través de elecciones transparentes, libres y sin intimidaciones, con amplia participación ciudadana.

Sostienen que el consenso sobre este proyecto de ley es un paso importante en la pacificación del país, que todavía requiere otros acuerdos políticos para la selección de vocales electorales y la organización de elecciones libres, transparentes e inclusivas.

“Los debates entre bancadas sobre este proyecto de ley han tenido especial cuidado en que su contenido sea constitucional y en evitar interpretaciones que puedan acusar a este proyecto de buscar la impunidad”, refiere el escrito.