Ahora EL PUEBLO /

Juan Carlos Gutiérrez, un muchacho bastante joven, clama justicia por todo lo que pasó el 15 de noviembre en Huayllani, Sacaba, cuando participó en una marcha pacífica que pedía respeto a las mujeres de pollera, que días antes habían sido maltratadas por los grupos irregulares de la Resistencia Juvenil Cochala.

“Quiero justicia, no busco cargos, sino que los criminales que cometieron semejantes abusos, los principales cabecillas entren a la cárcel indefinidamente, sólo ahí estaré conforme, porque hasta ahora no hay justicia para nosotros”, expresó.

Relató que cuando se encontraba a la altura del puente Huayllani apoyando a la gente que era brutalmente reprimida por los militares y policías con gases lacrimógenos y llevaba piedras y llantas para evitar que los tanques ingresen al lugar, sintió un fuerte impacto en su humanidad; era una bala que había penetrado a la altura de su estómago.

Cayó al piso y fue socorrido por los manifestantes que lo condujeron herido a un minibús y lo llevaron de inmediato al hospital México, juntamente con otras tres personas que tenían también impactos de bala en su cuerpo.

Al ver que colapsaba el nosocomio, lo condujeron al hospital Viedma, donde le operaron de forma inmediata sacándole la bala de uno de sus intestinos para posteriormente llevarlo a la sala de recuperación, donde no tuvo la atención debida por parte del personal de salud.

“La bala me perforó el intestino, tuve que utilizar bolsas por tres meses para hacer mis necesidades biológicas”, dijo

Varios meses después de que le dieron de alta, fue sometido a otra intervención quirúrgica en Hospital Boliviano Americano para que pueda mejorar, pues sentía bastante dolor al hacer sus necesidades.

Ahora, que ya pasaron más de dos años, la herida ya no le duele, pero Juan Carlos no volverá a ser el mismo que antes, pues ya no puede levantar cosas pesadas y no soporta el calor. Pidió que los jóvenes reflexionen en su actuación, porque ese día, si bien muchos de ellos apoyaron esta medida, otros fueron indiferentes ante el maltrato contra los bolivianos.

linkedin