Luis Oporto Ordóñez/

Bolivia desarrolló una infraestructura bibliotecaria, archivística y hemerográfica muy consistente a lo largo de su historia colonial y republicana, que se caracteriza por custodiar, sistematizar y dar accesibilidad a la riqueza documental y bibliográfica de la nación, para disponerla al servicio de la sociedad, esencialmente para apoyar el desarrollo humano sostenible.

Sin embargo, Bolivia no cuenta en la actualidad con un Sistema Nacional de Archivos. En 2007 se han sentado las bases para su establecimiento a partir de las conclusiones del Primer Congreso Nacional de Archivos de Bolivia, que sancionó el anteproyecto de Ley del Sistema Nacional de Archivos, texto que fue remitido al Honorable Congreso Nacional, con el auspicio del senador por Cochabamba Gastón Cornejo. En el ínterin se desarrollaron notables acciones de salvamento de la memoria minera del país, llevando adelante una labor de censo, recuperación y sistematización.

La propuesta de los archivistas de Bolivia fue superada por los acontecimientos históricos al haberse promulgado la nueva Constitución Política del Estado, que determina la creación del Estado Plurinacional, con el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas de Bolivia, basado en el modelo económico social productivo comunitario con un régimen de autonomías departamentales y municipales. El viejo modelo del centralismo republicano vigente desde 1825 cede a un moderno Estado Plurinacional con autonomías, con lo que el anteproyecto de Ley del Sistema Nacional de Archivos queda superado por la historia.

Una nueva Constitución

La Constitución Política del Estado de 2009 incorpora nuevos derechos fundamentales, fortalece el patrimonio cultural de la nación, establece responsabilidades para la custodia y preservación del patrimonio documental y bibliográfico e incorpora la riqueza documental de los pueblos indígenas de Bolivia. 

El análisis e interpretación de los avances constitucionales y normativos sobre el patrimonio documental y bibliográfico de la nación, para estructurar el Sistema Plurinacional de Archivos, con el concurso efectivo de los archivos, bibliotecas y hemerotecas de Bolivia, a través de un Congreso Nacional que defina un plan de acción a corto, mediano y largo plazo. En esa reunión se analizarán los componentes del Sistema Plurinacional de Archivos, en el marco de la Ley 366 del Libro y del Fomento a la Lectura (2013), su Decreto Reglamentario 1768 (2016), la Ley 530 de Patrimonio Cultural (2014) y la ley modificatoria 1220 (2019).

El Estado boliviano, a la luz de la nueva Constitución, reconoce el derecho fundamental de las bolivianas y bolivianos de acceder a la información, analizarla, interpretarla y difundirla de forma libre. Colateralmente, se ha fortalecido el régimen de responsabilidad por la custodia e inventariación de documentos propios de la función prohibiendo su sustracción y destrucción (Art. 237), incorporando los documentos de archivo, bibliográficos y hemerográficos en el Patrimonio Cultural de la Nación, que se enriquece con la incorporación de los saberes y conocimientos de los pueblos indígenas, generadores de memoria social indígena (Art. 100). Finalmente, la Constitución establece responsabilidades exclusivas para la gestión, custodia y enriquecimiento de las bibliotecas, archivos y hemerotecas en los niveles central de gobierno, departamental y municipal (Arts. 298, 300 y 302).

Misión de la FC-BCB

La misión de la FC-BCB es “recuperar, fortalecer, salvaguardar, custodiar, conservar, registrar, investigar, fortalecer y difundir el patrimonio cultural material e inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia; así como promover las manifestaciones y producciones culturales, garantizando espacios de acceso, encuentro, diálogo y acción desde la equidad y la diversidad”. Esas competencias se desprenden de la Ley 1670, del Banco Central de Bolivia, por la que se crea la FC-BCB, que tiene la tuición administrativa de los repositorios nacionales: Casa Nacional de Moneda (Potosí), Casa de la Libertad (Sucre), Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia (Sucre) y Museo Nacional de Etnografía y Folklore (La Paz), sin que pierdan su condición de patrimonio cultural e histórico de la nación (Art. 82 de la Ley 1670, 1995). Posteriormente se incorporan el Centro de la Cultura Plurinacional de Santa Cruz (Ley 398, 2013), la Casa Museo Marina Núñez del Prado (Ley 1231, 2019) y el Centro de la Revolución Cultural.

Lineamientos Estratégicos de Gestión y estrategias de acción

En 2021, la FC-BCB define sus Lineamientos Estratégicos de Gestión y define sus estrategias de acción: I) Recuperar, fortalecer, salvaguardar, custodiar, conservar, registrar, investigar, fortalecer y difundir el patrimonio cultural material e inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia que se encuentra bajo su responsabilidad; así como promover las manifestaciones y producciones culturales, garantizando espacios de acceso, encuentro, diálogo y acción desde la equidad y la diversidad: a) organizar, restaurar, preservar e incorporar el patrimonio cultural; b) mantenimiento de la infraestructura de los RRNN y CC; c) ejecución de proyectos de preinversión e inversión; saneamiento de bienes inmuebles, preservación, conservación y restauración de bienes culturales y documentales. II) Democratizar las visitas y el acceso a los patrimonios y bienes culturales para apoyar al desarrollo nacional: a) promoción e incentivo a la visita a los RRNN, declarando acceso gratuito a escolares, colegiales y universitarios; promoción e incentivo a la participación en las acciones de gestión cultural; c) virtualización de los RRNN; investigación científica para apoyar al desarrollo nacional. III) Abrir espacios de diálogo intercultural, estimulando la producción intelectual y cultural para apoyar al desarrollo humano del Estado: a) apertura de mayores espacios físicos para acciones y eventos de gestión cultural; b) publicaciones de libros y revistas académicas, resultado de investigaciones científicas; c) organización de congresos, conversatorios, reuniones especializadas, nacionales e internacionales.

Los lineamientos y acciones estratégicas asumen para sus fines las políticas de descolonización, despatriarcalización y territorialidad, con las que la FC-BCB fortalece sus acciones institucionales y pretende alcanzar al territorio nacional, llevando la cultura por medio de sus programas itinerantes.

La FC-BCB tiene bajo su tuición una infraestructura conformada por 11 inmuebles patrimoniales, con 16.939,84 M2 de superficie de terreno y 35.606,70 M2 construidos; y ocho inmuebles no patrimoniales, con 21.742,05 M2 de superficie de terreno y 13.968,70 M2 construidos. Esta impresionante infraestructura custodia en su interior 59.950 bienes culturales (pintura, escultura, textiles, numismática, retablos, platería, talabartería, artesanías, etc.), procedentes de los nueve departamentos y de los pueblos y naciones indígena originario campesinos de Bolivia. A ello se suman 9.500 metros lineales de archivo, 327.586 unidades documentales de archivo, 1.022.931 bienes bibliográficos, hemerográficos y mapas.

Estos recursos de memoria, cultura e identidad se exhiben y accesibilizan a través de espacios públicos, conformados por 119 salas de exposición permanente, 17 salas de exposición temporal, seis salas audiovisuales, siete salas de investigación bibliotecaria, cinco salas de investigación de archivo, siete auditorios y 21 depósitos de archivo.

Segundo Congreso Nacional de Archivos

Con el propósito de estructurar el Sistema Plurinacional de Archivo de Bolivia, la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia ha emitido la Convocatoria al Segundo Congreso Nacional de Archivos que se desarrollará el 18 de octubre en la sede del Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia. En este congreso se presentará el proyecto de Reglamento del Subsistema Plurinacional de Archivos, en el marco de la Ley 366 y su decreto reglamentario, con el que se abordará la base legal, componentes y estructura, analizando sus estrategias, métodos, objetivos y fines para el registro, protección, sistematización, difusión y acceso y uso del patrimonio bibliográfico y documental que custodian los archivos, biblioteca y hemerotecas de Bolivia. En ese marco, se establecerán las obligaciones y responsabilidades del Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia, en el marco de las competencias que le asigna dicha normativa.