Policía en Haití Aquí durante protestas contra la corrupción estatal en octubre de 2019. (Foto: DW/Archivo)

Agencias/

Luego de un Consejo de Ministros junto a la Policía Nacional, el primer ministro interino Claude Joseph ordenó el estado de sitio en Haití para “asegurar la continuidad del Estado”.

“Pido a todas las fuerzas vivas de la nación acompañarnos en la batalla, a acompañarnos en la continuidad del Estado”, dijo el jefe de Gobierno. Reiteró que la situación de seguridad del país está «bajo control» por parte de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas y pidió a la población que mantenga la calma.

El presidente de Haití, Jovenel Moîse, fue asesinado la madrugada de este miércoles en su residencia privada de la capital, Puerto Príncipe, por desconocidos armados, sin que hasta ahora ningún grupo se haya atribuido la autoría del magnicidio.

Fue el primer ministro interino del país, Claude, quien confirmó la muerte del mandatario en un comunicado oficial en horas tempranas de la mañana.

Joseph aseguró que los autores del asesinato de Jovenel Moïse serán llevados a la Justicia y expresó su simpatía con la familia, amigos y aliados del difunto presidente, a quien describió como un hombre “muy valiente”.

Tras el crimen, el aeropuerto de Puerto Príncipe ha sido cerrado. La vacancia del cargo sigue siendo otro tema conflictivo. Las leyes haitianas establecen que ante la ausencia del presidente le sustituye el titular de la Corte Suprema, pero este murió recientemente por Covid-19.