El inmueble en el que estaba el cadáver. (Foto: Unitel)

• Redacción Central /

Luego de buscarla por dos días en varias zonas, una mujer halló el miércoles en la noche el cadáver de su hija en el interior de un inmueble de la zona Pantisirca. La víctima tenía varias lesiones en el rostro, además su ropa estaba rasgada.

“Estaba sana mi hija, el día lunes bajó de mi casa, ¿cómo le van a hacer eso? Quiero justicia porque además la puerta de ese cuarto donde le han dejado estaba cerrada con dos candados. La dueña de la casa abrió la puerta y ahí estaba el cuerpo de mi hija, botado en un lado como si se tratara de cualquier cosa”, afirmó la madre.

La víctima, de 37 años, se dedicaba a la compra y venta de ropa y dejó huérfana a una hija de 14 años.

Bar clandestino

Los vecinos del sector indican que la mujer es una víctima de feminicidio cometido por los bebedores consuetudinarios que utilizan la casa como un bar clandestino.

“Parece que la joven estaba bebiendo con ellos y trataron de abusarla, por eso la mataron. Esa casa es muy peligrosa porque todos los días ingresan a tomar los delincuentes. Esperamos que sean sancionados por lo que hicieron”, contó un vecino del sector.

Luego de hallar el cuerpo, la Policía aprehendió a dos mujeres propietarias del inmueble y a dos varones que el lunes habrían bebido con la mujer.

Las investigaciones determinarán si se trata de un feminicidio o una muerte casual.

Los cuatro detenidos declararon en la Policía.

linkedin