Los clubes del fútbol profesional boliviano pasan por un mal momento económico. (Foto: Facebook)

La Paz / Bolivia Deportes

El presidente de la División Profesional de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Robert Blanco, dijo que declarar desierta la temporada 2020 es una alternativa que están manejando los dirigentes de los 14 clubes.

“No es un chantaje para que los jugadores acepten rebajar sus sueldos, como lo interpreta la gente de Fabol, es una posibilidad por la difícil situación económica por la que están atravesando los clubes, sin ingresos de ninguna naturaleza y con exigencias de la agremiación que no cuadran con la realidad”, señaló.

Por los meses de marzo, abril y mayo los clubes no recibirán recursos por publicidad, derechos de televisión, patrocinio, recaudación, porque no hay actividad. “Hay socios que ya han comunicado que no aportarán mensualmente porque no reciben beneficios ni tienen recursos; entonces de qué vivirán los equipos, los presidentes están desgastados, más allá de que el fútbol boliviano es deficitario”, subrayó.

Destacó que el chantaje viene del lado de Fabol, porque condicionan al pago del salario de febrero para iniciar las negociaciones de la reducción de los sueldos de marzo, abril y mayo.

“Lo más adecuado sería que pidan el pago de febrero y acepten la rebaja de los tres meses siguientes analizando la situación actual”, complementó.