Campo San Alberto. (Foto: Archivo)

ABI/

El ministro de Hidrocarburos y Energía, Franklin Molina, informó este sábado que la Juez Agroambiental de Entre Ríos, Cindy Laura Arnez, rechazó la demanda agraria interpuesta por la familia Baldivieso Vacaflor por el uso del campo San Alberto, en Tarija.

Mediante esta acción se pretendía el cobro de $us 60 millones por el uso de tierras del campo petrolero, que entró en producción el año 2000.

“La juez indicó, de manera expresa y categórica, en la resolución de rechazo, que el demandante no acreditó con documentación idónea su calidad de propietario sobre el terreno o predio objeto del litigio, toda vez que definitivamente no existe un derecho perfeccionado respecto a dicho terreno”, dijo la autoridad, citado en un boletín.

A partir de esta acción judicial (demanda agraria), la familia Baldivieso Vacaflor pidió $us 61 millones al Consorcio que opera en el bloque Petrolero San Alberto, hecho que hubiera significado un grave daño económico al Estado.

La mencionada familia, de acuerdo a la documentación que cursa en el expediente, nunca tuvo el derecho propietario y, por tanto, jamás estuvo en posesión de ese predio; sin embargo, quería cobrar esa cuantiosa suma de dinero, refiere el reporte.

El campo San Alberto, se encuentra en la provincia Gran Chaco del departamento de Tarija y entró en producción el año 2000, produciendo gas y petróleo.

Es operado por Petrobras Bolivia S.A. y tiene como socios a YPFB Andina y la empresa Total de Francia.