GOOD MORNING

Sorprende que para esta primera versión la participación internacional superara las expectativas.

Jackeline Rojas Heredia

Anoche se inauguró en el Museo Nacional de Arte (MNA) de la ciudad de La Paz la muestra de la Primera Bienal Internacional de la Acuarela, denominada Kipus-Bolivia Corazón de Sudamérica, un proyecto que lleva adelante la Sociedad Internacional de Acuarela (IWS) a través del artista José Rodríguez, representante de la institución en el país.
El encuentro con tantas creaciones se hizo posible también con el apoyo de la editorial cochabambina Kipus y con el apoyo de la Fundación Cultural del BCB. Sorprende que para esta primera versión la participación internacional superara las expectativas, ya que se recibieron 567 pinturas procedentes de 64 países. Las obras fueron sometidas al análisis de un jurado internacional, de las mismas quedaron 120 que integran la exhibición. José Bedoya, director del Museo Nacional de Arte, comentó que la colección se constituye en un diálogo, un encuentro en el que se refleja la unión de países a través del arte. Las creaciones fluyen alrededor de la belleza y se comunican entre sí sin que la raza, la religión, la política o la distancia sean obstáculo. 
Bedoya informó que la bienal fue convocada desde Cochabamba, ciudad en la que se inauguró el pasado año y que luego estuvo en Santa Cruz. “Nosotros al comprometer nuestro apoyo nos comprometimos a moverla para que en otros departamentos se pueda tener la oportunidad de apreciarla”, dijo. La muestra está ahora en La Paz, en tres espacios del MNA en el que permanecerá durante un mes abierta al público. Bedoya comentó que fue difícil montar las 120 pinturas en acuarela en la capital oriental, sobre todo por la amplitud de la exposición, algo similar aconteció en La Paz, por ese motivo se han destinado tres salas al conjunto de obras. La muestra se constituye a su vez en una de las primeras actividades internacionales que se dan en el marco de celebrarse este año a La Paz como Capital Iberoamericana de las Culturas.

Respuesta artística
El resultado de la convocatoria para la bienal generó sorpresa por la llegada y la participación de artistas que enviaron sus obras desde países remotos como India, Indonesia, Irán, Letonia, Kosovo, Malasia, México, Myanmar, Nepal, Omán, Perú, Portugal, República de Irlanda, Rusia, Serbia, Suiza, Tailandia, Turquía y Taiwán, Brasil, Canadá, China, Ecuador, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Hong Kong.
Esta primera versión además se constituye en un homenaje a la acuarela, a la explosión de colores. Bedoya explicó que en general “la propuesta que ha llegado es una bastante tradicional en el uso del material, rescata mucho de la tradición de la acuarela ya en el conjunto. Hay obras fantásticas, bellas, multicolores muy bien resueltas”, dijo.
Sin embargo comentó también que el jurado calificador evaluó propuestas nuevas, interesantes porque no se puede olvidar que cada creador se expresa desde su visión de mundo, contexto en el que habita y la cultura a la que pertenece. Es así que la muestra reúne obras que “van desde la mancha sugerida, pronta y fresca, hasta obras trabajadas con el cuidado de una filigrana, cuyo detalle supera un virtuosismo, porque añade sensibilidad e inteligencia; sin embargo también se pueden celebrar propuestas técnicas contemporáneas que sugieren un alto sentido estético”. Las obras ganadoras que obtuvieron los tres primeros lugares son: Mother and Child, del artista Boonkwang Noncharen de Tailandia, Good morning, de Mohd Qaseem Farooqi, de la India, y Home of the tour, de Sun Jiangang de la China.