Personal de enfermería realiza una videollamada a los familiares del paciente. (Foto: Internet)

Bolivia Digital

El hospital del Norte, de la ciudad de El Alto aplica video llamadas para que los familiares de los pacientes de coronavirus (COVID-19), que se encuentran en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), puedan despedirse de sus familiares, y en otros casos conversar o dar aliento para la pronta recuperación del enfermo, afirmó la jefa de enfermería de Cuidados Intensivos, Reymy Rodríguez.

“Este paciente que se interna a cuidados intensivos va ver a su familia cuando salga o tal vez ya no lo vean, no merece morir solo, no merece ser alejado de su familia, entrando a sala COVID el paciente puede ver a su familia por imágenes, hablar con ellos darles aliento”, dijo.

Esta iniciativa nace del personal de enfermería de la UTI, al ver que a los pacientes que ingresaban a la sala de cuidados intensivos perdían la comunicación con sus familiares y muchos de ellos fallecían sin poderse despedir, por lo cual comenzaron a realizar video llamadas.

“Nosotros como personal de enfermería lo que estamos haciendo es implementar las video llamadas, acercar a la familia, es una manera de humanizar los cuidados intensivos que tenemos dentro del hospital, es humanizar la atención misma del hospital, en sentido que ese paciente se va a poder comunicar con la familia mediante un video chat”, agregó Rodriguez.

Contó que cuando los pacientes se encuentran despiertos dentro de la UTI, lo que hacen es platicar con su familia, recibe aliento y fuerzas para luchar, así también tranquilizan a sus seres queridos informando que se encuentran mejor de salud y que pronto volverá a su hogar.

En el caso de las personas que se encuentran gravemente enfermos, lo que se hace es hacer la video llamada y sus hijos, padres y familiares para que se despidan de la persona.

“Lo que hacen es agradecer por todo lo que les han brindado en la vida, ya sea padre, madre o hijo, lo único que hacen es despedirse, decirles cuanto lo aman, y que si se va a ir que se vaya en paz, es una manera de despedirse de la familia en el caso del paciente que esta críticamente enfermo y a punto de fallecer, pero en aquellos casos que el paciente está despierto y esta con buena evolución lo que hace es comunicarse con su familia y decirles que está bien, que ya saldrá”, agregó.

El COVID-19 ha afectado a muchas familias en el país, impidiéndoles de un abrazo, de una conversación especialmente a los que han contraído esta enfermedad. Una vez ingresado a una unidad de internación no pueden recibir visitas, están totalmente alejados de sus seres queridos.

Con la iniciativa, el personal de salud pretende volver a unir a los pacientes con sus familias, ayudarlos a afrontar a la enfermedad mediante terapias de música, canto y llamadas, mientras en la parte externa los familiares reciben información de la evolución del paciente.