Luis Alberto Alpire, secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación. (Foto: Gobernación de Santa Cruz)

Julio Cespedes

La desinfección en la ciudad de Montero concluirá esta noche y mañana se dará inicio a la fumigación en Warnes, informó hoy Luis Alberto Alpire, secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación del Departamento de Santa Cruz. Se trata de una medida para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus.

“El avance en la desinfección de Montero está en la recta final, solamente falta el Distrito 7 y algunas UV del Distrito 5; además, se repasará la área estratégica de la ciudad, que es el centro, donde se encuentran los hospitales, los mercados y los bancos”, señaló Valle. Con esa labor se resguardará a los 130 mil habitantes de Montero.

Después anunció que se hará la desinfección en Warnes, porque está al medio de las ciudades de Santa Cruz de la Sierra y Montero, que concentran la mayor cantidad de contagiados del país. “Warnes será desinfectada desde mañana con las siete máquinas que contamos para cubrir los 14 distritos y sus 80 mil habitantes”, comentó la autoridad.

Con la desinfección “vamos a crear la sensación de tranquilidad en Montero y Warnes, para que los pobladores de ambas ciudades puedan tener seguridad sanitaria, pero siempre recomendando que la única forma de evitar contagiarse es estando en casa”, expresó Valle.

Puntualizó que en la desinfección se utiliza el dicloro de sodio, un producto que permanece 24 horas en la superficie cuando se lleva a cabo la fumigación, lo que “permite garantizar eliminar el virus”.

Este fin se semana se desinfectará San José de Chiquitos y Roboré, la próxima semana se iniciará esa labor en La Guardia y se complementará la tarea en Valle Grande. La intención de la Gobernación de Santa Cruz es fumigar en las ciudades en las que hay casos confirmados de coronavirus y donde se corre el riesgo de sufrir el COVID-19.