El homenaje de la Conmebol a los guardametas sudamericanos. (Foto: Conmebol)

La Paz / Bolivia Deportes

Los encargados de evitar los goles en un partido están de festejo en esta jornada, ya que hoy es el Día Internacional del Arquero. Con tal motivo los clubes, federaciones nacionales y los organismos internacionales del balompié saludaron a los guardametas.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) felicitó a los arqueros de las 10 selecciones nacionales de los países afiliados a la entidad, entre ellos el boliviano Carlos Lampe.

Dedicó un pequeño pero significativo texto en su cuenta oficial de Facebook, que lo acompañó con una foto de los 10 actuales arqueros de las selecciones de los países de esta parte del continente.

“Sudamérica es una cantera interminable de grandes porteros y grandes héroes”, escribió la Conmebol. Mientras que la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) colocó: “Feliz Día del Arquero”.

Por su parte, Lampe congratuló también por las redes sociales a sus colegas, que en muchas oportunidades son considerados héroes en los cotejos, pero en otras son los villanos.

“Feliz día internacional del arquero, les mando un abrazo con guantes a todos los arqueros que luchan día a día por salir adelante, que a pesar de los tropiezos se levantan, a los que luchan por sus sueños y a los que los cumplieron solo queda disfrutar”, escribió Lampe, quien milita en Always Ready.

Los clubes nacionales congratularon a sus actuales guardametas, pero también recordaron a sus históricos arqueros, como The Strongest a Vicente Arraya y Luis Esteban Galarza, y Bolívar a Carlos Leonel Trucco, Carlos Conrado Jiménez y el camerunés Tomás N’Kono.

El Tigre catapultó también entre sus históricos guardametas a Daniel Vaca, quien a sus 41 años es el número uno del actual equipo. Llegó a The Strongest en 2011 y todavía tiene muchas ganas y sus cualidades las mantiene intactas para seguir atajando el arco atigrado y hasta en la selección nacional.

Debido a la pandemia del nuevo coronavirus estos días los arqueros están en sus casas, solamente cuidando su estado físico, pero con la mente puesta en su retorno a las canchas.