El Ministerio Público en Oruro inició una investigación contra autor o autores por el delito de feminicidio. (Foto: Radio Fides)

Bolivia Digital

El Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) realizó la autopsia de ley a los cadáveres de Nelly H. G. R. (77) y de Rosemary A. G. (60), madre e hija respectivamente, y señala que ambas fueron estranguladas en su domicilio, y que además presentan signos de violencia sexual. El Ministerio Público inició una investigación contra autor o autores por el delito de feminicidio.

“De la revisión preliminar se pudo establecer que estas ciudadanas han sido encontradas con signos de violencia por lo que se presume la existencia del delito de feminicidio, aún se están realizando las investigaciones preliminares, sin embargo, se han realizado los primeros actuados que consisten en el levantamiento legal de los cadáveres y la autopsia correspondiente donde se evidencia que la causa de muerte fue asfixia mecánica externa por estrangulación cervical, además que ambas presentan signos de violencia sexual”, dijo el fiscal departamental de Oruro, Iván Azurduy.

Según antecedentes, el 19 de agosto de 2020 por la mañana, el denunciante se constituyó en el domicilio de las víctimas en la calle Cochabamba esquina La Plata, donde alquila una oficina, y al ingresar observó en la entrada del domicilio dos bolsas que contenían frutas y alimentos secos, creyendo así que las ahora víctimas se encontraban en sus habitaciones, luego el hombre abandonó el lugar para realizar su trabajo.

Ya por la tarde, el hombre retornó al inmueble y se sorprendió al ver que las dos bolsas de frutas aún seguían en la entrada del domicilio, tal como las había visto en la mañana, situación que llamó la atención por lo que decidió llamar vía celular en reiteradas oportunidades a Rosemary, pero la misma no le contestó, ante esta situación se puso en contacto con un amigo de las mujeres quien se presentó en el domicilio y decidieron ingresar a las habitaciones donde encontraron los cuerpos de las víctimas.