Félix Fernández /

En el contexto geopolítico nacional, generalmente ignorado, se debe considerar también los intereses geopolíticos de los países vecinos, especialmente de los peligros que pueden generar a Bolivia las extremas necesidades, miseria y ambiciones como la indigencia de recursos naturales (propios) de Chile.

Su reducido espacio vital que, según un estudio de hidrología de Chile del Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES), hace casi 60 años (1963-1965), sólo tenía 2 millones de hectáreas cultivables y escasez aguda de agua dulce en todo su territorio, agravadas en las últimas décadas por el calentamiento global y de las dos últimas confesas pretensiones de apoderarse de territorio, aguas del altiplano boliviano y del lago Titicaca (ver más adelante: OEA 2004 y dos últimos intentos de invadir el país 1978-1984 y 2000-2009).

Se deben también investigar las denuncias de youtubers del Perú, que mediante videos muestran cómo Chile estaría succionando aguas subterráneas del territorio boliviano. En septiembre de 2019, en las agencias de noticias EFE y AP se publicó que el presidente chileno Sebastián Piñera dijo “que invertirán 5.000 millones de dólares para asegurar el suministro de agua y hacer frente a una década de sequía”. La pregunta es: ¿será para apoderarse de más aguas bolivianas?

Por mucho tiempo, estar aislados en el corazón de Sudamérica agravó el enclaustramiento geográfico boliviano impuesto por la invasión anglo chilena de 1879, como reconoció el canciller gringo James Blaine en su Congreso en 1881, cuando dijo: (*2) “(…) no podemos hablar de una guerra de Chile contra Perú y Bolivia, sino de una guerra de Inglaterra contra Perú y Bolivia usando a Chile como instrumento (…)” y reconoció que era para burlar la doctrina Monroe de los gringos de 1823 y apoderarse de cinco Potosi’s: i) del guano que era único fertilizante natural y gratuito hasta que los premios Nobel de química de 1918 (Fritz, Haber y Carl Bosch) descubrieron el fertilizante artificial, ii) del salitre del que se produce pólvora y fertilizantes, iii) de la plata de Caracoles, iv) del cobre de Atacama y Tarapacá que aun hoy producen la mitad de la producción mundial de cobre y v) del litio de Antofagasta.

“China, en 2018, se fijó como meta aumentar el comercio con Latinoamericana a los 500 mil millones de dólares en cinco años”.

 Si consideramos la privilegiada y estratégica ubicación geográfica boliviana en el corazón de Sudamérica, que le permite construir el tren interoceánico que cruzando el centro de Bolivia podrá transportar más de 70 millones de toneladas de exportaciones e importaciones de Brasil, Bolivia y países vecinos hacia China, Asia, la costa oeste de Latinoamérica y de Estados Unidos, lo que podría generar inmensos beneficios económicos, estratégicos y geopolíticos, que deben potenciar sólo a Bolivia y Perú. Por esto firmaron el 2015 un “Memorándum de Integración del Tren Bioceánico con los puertos de Ilo y Grau (…)”, que se debería reactivar como prioridad nacional después del golpe de noviembre de 2019 y de las políticas de Jair Bolsonaro y Mauricio Macri afines ideológicos de Sebastián Piñera que están impulsando otro corredor interoceánico paralelo al boliviano (ver video en youtube: ‘Geopolítica del Tren Bioceánico – Chile, Bolivia y el Mega Puerto de Ilo y Grau’).

El tren bioceánico tiene un inmenso potencial para transportar millones de toneladas de importación y exportación de cinco países, especialmente del comercio entre China y Brasil, que en 2018 llegó a los 100 mil millones de dólares, según la nota de “Enfoque: Comercio entre China y Brasil alcanzara nuevas alturas” en “spanish.xinhuanet.com Sao Paulo 11 nov 2019”. Además, agenciabrasil.ebccom.br (Edición: Fernando Fraga / Nira Foster Tags: China icomex exportaciones importaciones. Fundación Getulio Vargas (FGV): “según el análisis de Comex por grandes regiones, Asia representa casi el 50% de las exportaciones brasileñas; Europa corresponde al 18,7%; América del Norte el 12,6%; y América Latina, 11,2% (…) China fue el principal mercado de siete de los 10 principales productos exportados por Brasil en julio 2020. La soya, el hierro y el petróleo correspondieron al 79% de lo exportado a China”.

China, en 2018, se fijó como meta aumentar el comercio con Latinoamericana a los 500 mil millones de dólares en cinco años, esto representa un inmenso potencial para el tren bioceánico y para desarrollar mega puertos en Ilo y otros en el sur del Perú.

linkedin