Las 10 personas que fueron aprendidas. (Foto: Ministerio de Gobierno)

Bolivia Digital

Efectivos de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) incautaron más de 43 mil litros de precursores de droga y aprehendieron a 13 personas (10 hombres y tres mujeres) en el Chapare, luego de desarrollar un operativo que también posibilitó la incautación de seis camiones.

“Se aprehendió a 13 personas dedicadas al narcotráfico. No vengan a decir que esto es represalia política. Lilian Vargas ha ido a una población cercana, a Entre Ríos, a llevar comunarios, quienes para nosotros también son narcotraficantes porque el que encubre al narcotráfico también es narcotraficante y así serán buscados y juzgados”, sostuvo el ministro de Gobierno, Arturo Murillo.

Según la autoridad, Vargas es la cabecilla de la banda que el jueves emboscó a efectivos de Umopar en la zona de Entre Ríos, hecho que causó la destrucción de un vehículo policial e hirió a dos efectivos.

“No permitiremos que ningún oficial sea maltratado, tenemos dos heridos, gracias a Dios no de gravedad”, sentenció.

El ministro felicitó el desenvolvimiento de la Policía Boliviana, que actuó con rapidez para auxiliar a los efectivos que se encontraban en peligro e indicó que las fuerzas del orden tienen toda autoridad para defenderse con los elementos necesarios frente a ese tipo de ataques.

Agregó que los camiones salieron con permisos de circulación emitidos por la Alcaldía de Villa Tunari.

“Estos camiones salieron con fruta del Chapare y regresaron con sustancias controladas, esa es la solidaridad que tienen con el pueblo boliviano”, sostuvo.

Recordó que la única entidad autorizada para otorgar permisos de circulación vehicular es el Ministerio de Gobierno, por lo que los otorgados por la Alcaldía de Villa Tunari y de la Gobernación de Cochabamba no tienen ningún valor.

“Les recomendamos a los alcaldes del país que no vuelvan a caer en esto, están cometiendo un delito, no pueden emitir órdenes de circulación”, indicó.

El comandante nacional de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN), Percy Frías, explicó que en el operativo, denominado “Golpe”, se secuestró una vagoneta con 500 litros de gasolina y dos aprehendidos; se destruyó una fábrica en la comunidad Misión Río Chapare, donde se secuestraron 10.985 gramos de cocaína en estado húmedo, y en la central 22 de Mayo, sindicato Israel, se aprehendió a dos ciudadanas en una fábrica de producción de cocaína, donde se incautaron 27.485 gramos de cocaína también en estado húmedo.

“En esta operación fueron emboscadas las fuerzas policiales, por lo que se usaron armas de fuego y se secuestró un rifle calibre 22. En Locotal se aprehendió a cuatro ciudadanos en cuatro camiones que transportaban más de 43 mil litros de gasolina, además de sustancias controladas, que iban a ser desviados al narcotráfico”, reveló.