ULT23-indigenas_Palacio

 

ABI / Bolivia – Edición impresa

Los pueblos indígenas de tierras bajas se declararon ayer vigilantes del período de transición que lleva adelante el gobierno de Jeanine Áñez, que tiene la misión principal de convocar a nuevos comicios.

“Nosotros, los pueblos indígenas, tenemos la capacidad de sentarnos a la mesa y dialogar, y eso vamos a hacer, contribuyendo a este Gobierno transitorio para que se esfuerce, y en el menor plazo podamos tener un nuevo presidente, con nuevos legisladores y nuevos senadores. Entonces, la Cidob orgánica y la Coica manifestamos nuestra firme posición de ser vigilantes y acompañar en este nuevo escenario”, dijo el representante de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca del Amazonas (Coica), Adolfo Chávez, tras la posesión de dos viceministros en La Casa Grande del Pueblo. 

La determinación fue asumida por los representantes de pueblos indígenas luego de una reunión que sostuvieron ayer con la mandataria Jeanine Áñez y algunos ministros.

“La Ministra de Comunicación es la garante para que este Gobierno, a pedido de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) y la Coica, pueda en el menor plazo, con la Presidenta y su gabinete, tener fechas, cuanto antes sea posible, porque eso fue lo que pedimos en la décima marcha al nuevo Gobierno de transición”, agregó.