Los controles son minuciosos en los penales. (Foto: Bolivia Reforma)

Bolivia Digital

Autoridades de gobierno afinan detalles del decreto supremo de indulto y amnistía que permitirá excarcelar a adultos mayores, entre varones y mujeres, como una medida preventiva para que no contraigan el coronavirus y evitar que pongan en riesgo al resto de la población carcelaria.

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, en contacto con radio Panamericana, sostuvo que mañana será suscrito y que desde la próxima semana empezará a beneficiar a todos los reclusos varones mayores de 58 años y mujeres mayores de 55 años que no cometieron delitos graves.

“Desde la próxima semana se beneficiará a 300 y 320 personas en todo el territorio nacional. Este indulto solo es para presos con sentencia y para quienes cumplieron dos tercios de sus condenas”, señaló.

En la actualidad hay al menos 18 mil privados de libertad en todas las cárceles del país y solo 6.000 cuentan con sentencias, lo que desvela falencias en el sistema judicial.

“Gran cantidad de encarcelados carecen de procesos, por lo tanto debemos agilizar el tema judicial para tener sentencia o para que salgan en libertad, ya que el hecho de que estén detenidos preventivamente no quiere decir que sean culpables”, indicó.

En la cárcel de Palmasola (Santa Cruz) hay más de 6.000 detenidos preventivos, mientras que en San Pedro (La Paz) casi 4.000.

Régimen Penitenciario habilitó centros de monitoreo en todos los penales con el fin de detectar entre la población a las personas que tengan síntomas de coronavirus u otra patología. Si es que un reo presenta alguna dolencia o malestar será separado de los reclusos y será tratado de manera independiente en otros recintos.

Issa remarcó que se cumple a cabalidad el voto resolutivo dispuesto por los internos, por lo tanto siguen prohibidas las visitas hasta que la pandemia esté controlada

Los medicamentos, alimentos y otros insumos son revisados de manera minuciosa en las puertas de ingreso, son desinfectados y solo el personal de salud puede ingresar para dejarlo a quien corresponde.