SEG8-F2-CARCEL - PALMASOLA ARCHIVO

 

Redacción central – Edición impresa

Los siete decretos presidenciales de indulto y amnistía emitidos entre 2012 y 2019 beneficiaron a 85% de privados de libertad vinculados a la antigua Ley 1008 de Régimen de la Coca y Sustancias Controladas.

El coronel José García, director general de Régimen Penitenciario, expresó su preocupación debido a que este beneficio que debería haber llegado a un amplio espectro de privados de libertad, al parecer solo estuvo dirigido a excarcelar a personas relacionadas con la Ley 1008.

Un estudio detectó que en 2014, de 1.698 indultados, 1.463 (86%) estaban encarcelados por delitos de narcotráfico; en 2015, de 1.656 indultados, 1.239 (75%) correspondían a la Ley 1008.

En 2016, de 520 beneficiados, 455 (88%) habían sido encarcelados por narcotráfico; en 2018, de 770 indultos, 726 (94%) estaban presos por narcotráfico, y en la presente gestión, de 856 reos, 812 (95%) se beneficiaron con el indulto a pesar de sus antecedentes por tráfico de drogas.

“Es el 85% de las personas encarceladas por narcotráfico que se benefició con el indulto y eso llama la atención”, manifestó.

 

Auditoría

Ante estos hechos, García anunció que se realizará una auditoría técnica jurídica para revisar cada indulto a fin de corroborar que se siguieron todos los pasos legales.

“De no ser así, vamos a pedir la intervención de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) y la Fiscalía General del Estado para coadyuvar en este tema”, manifestó.

De igual manera, García solicitó que se lance otro decreto de amnistía e indulto que beneficie a un conglomerado mayor de privados de libertad.