Redacción central  – Edición impresa

La Cámara Nacional de Industrias (CNI) pidió ayer al Gobierno la ejecución de un plan de emergencia para que las empresas manufactureras de La Paz, Cochabamba y Oruro se suministren de gas natural que falta a este sector debido al daño que sufrió el gasoducto Carrasco–Cochabamba.

El presidente de la CNI, Ibo Blazicevic, “hizo un llamado para que las autoridades gubernamentales, en particular del área de hidrocarburos, planifiquen y ejecuten un plan a la brevedad para proveer gas a las industrias en La Paz, Cochabamba y Oruro”, se lee en una nota de prensa de la institución.

El comunicado añade que la industria manufacturera de las tres regiones mencionadas se encuentra en estado de alarma por la falta de gas que amenaza con la paralización de las actividades productivas.

Blazicevic dijo que tratará de reunirse con carácter de urgencia con el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, para explicarle en detalle los problemas que atraviesa la industria manufacturera nacional por la falta de gas natural.

El sector industrial manufacturero consume el 51% del gas en Bolivia, según la CNI.