Marcha de cocaleros afines a Machicado. (Foto: APG)

Guadalupe Castillo/Ahora El Pueblo

El analista y sociólogo Eduardo Paz Rada señaló este martes que algunos infiltrados en el conflicto de los productores de la hoja de coca de los Yungas buscan generar convulsión social en el país y desestabilizar al Gobierno elegido democráticamente.

“Son infiltrados y provocadores que quieren generar una convulsión social y creo que la gran mayoría del pueblo boliviano va a rechazar totalmente (…), hay que identificar a estas personas que no permiten pacificar un tema como el de los productores de coca”, dijo Paz en entrevista con Bolivia TV en el programa ‘El 7 a las 6’.

Para el analista el discurso provocador de algunos dirigentes cocaleros, afines de Freddy Machicado está articulado con las logias Santa Cruz y el Comité Cívico de ese departamento, que también se pronunciaron en la misma línea.

El analista y sociólogo Eduardo Paz Rada./Foto: Redes Sociales.

Paz también hizo notar que en las conclusiones de la asamblea de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), emitas ayer, el secretario de actas de esa organización, Gabriel Matos dejó ver que detrás de las movilizaciones el mensaje es desestabilizar al Gobierno.

“Existe algunos dirigentes infiltrados en uno de los sectores de los productores de coca, precisamente de (Freddy) Machicado, que lo que pretenden no es solucionar el problema, no es dialogar, no es encontrar una salida para la gran mayoría de productores y comercializadores de coca de los Yungas, sino generar un conflicto de otra dimensión”, aseveró el analista.

En ese marco, señaló que corresponde a las bases de los cocaleros de los Yungas aislarse de los que quieren provocar una situación de inestabilidad, de violencia, pues sus fines no son defender a sus afiliados, sino más bien de coordinar una acción de conspiración con los intereses de la oligarquía cruceña y otros pequeños grupos que pretenden generar caos social.

Sin embargo, Paz planteó una salida “negociada”, a través del diálogo, al conflicto que confrontan los productores de la hoja de coca de los Yungas y se arrastra desde hace varias semanas, dejando hechos violentos con enfrentamientos entre los dos sectores, situación que es aprovecha por grupos que buscan conflictuar el país.

“Considero que ha llegado el momento, que es imprescindible, que ambos sectores de productores de la hoja de coca se unan para encontrar una salida negociada. Creo que el ministro del sector y el Gobierno generaron ya varias instancias e intentos de diálogo para que se sienten a negociar y encuentren una salida”, dijo Paz.