thumbs_b_c_b3d56c4ac1108e3a51ae585983c059ba

 

ABI/Bolivia Digital

La misión de observadores electorales de la Unión Europea entregó el informe oficial sobre la administración del proceso electoral y estableció que el Tribunal Supremo Electoral (TSE), estaba empeñado en proclamar como ganadores de los comicios del 20 de octubre a los candidatos del Movimiento al Socialismo (MAS).

«En la noche electoral, el TSE anunció resultados preliminares para las elecciones presidenciales con el 83,8 por ciento de los votos procesados en el Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP). Los resultados arrojaban una diferencia del 7,87 por ciento entre Morales y Mesa. Si los resultados hubieran seguido esta pauta, se habría celebrado una segunda vuelta», señala el informe en conclusiones entregado por el organismo internacional.

Agrega que «inmediatamente después de este anuncio, el TSE ordenó de forma incomprensible y alarmante interrumpir el TREP. El 21 de octubre, el TREP se reanudó súbitamente y en cuestión de minutos la ventaja de Morales superó el 10 por ciento, que en caso de confirmarse evitaba una segunda vuelta».

En el documento de 67 páginas, la misión de la Unión Europea establece una serie de irregularidades cometidas en el proceso electoral y da a conocer que las autoridades del Tribunal Supremo Electoral y de los Tribunales Departamentales Electorales hicieron dejación de sus responsabilidades.

«Se comprobó que varias actas deberían haber sido anuladas. Aunque estos problemas se originaron en las mesas de sufragio, el TSE y los TED hicieron dejación de su responsabilidad de verificar las actas y decidir con criterios legales sobre su validez», resalta el documento.

Respecto a las irregularidades en el cómputo final de actas electorales, la Misión de Observadores Electorales concluyó: «El proceso de cómputo fue caótico y pareció deberse al empeño del TSE de proclamar los resultados presidenciales lo antes posible, independientemente de que hubiera errores e irregularidades».

En el informe también se cuestiona el trabajo de las autoridades electorales porque desde el inicio de la campaña fueron permisivas con la candidatura oficialista que usó de manera discrecional los recursos del Estado, entre otras irregularidades.

«La característica más destacable de la campaña fue la ausencia de equidad en la competencia, debido a los limitados recursos disponibles por la oposición en contraste con los vastos recursos del estado movilizados por el MAS, en particular los medios de comunicación estatales, las obras públicas y los funcionarios del estado. Muchos sectores de la sociedad comentaron sobre la pasividad del TSE en relación con los presuntos incumplimientos de las reglas de campaña», indica el informe.

Finalmente, la Misión de la Unión Europea, emitió una serie de recomendaciones para la realización de las próximas elecciones, entre ellas prohibir el uso ilícito de recursos del Estado en campaña, mejorar el sistema de justicia electoral, mejorar la transparencia y a comunicación del TSE y establecer criterios más claros para la revisión de las actas electorales.