El ministro de Justicia, Iván Lima, en conferencia de prensa. (Foto: MJ)

Milenka Parisaca / Ahora El Pueblo Digital /

El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima Magne, informó este martes que se prevé que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reciba en marzo de este año el primer informe del cumplimiento de las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), sobre las masacres de 2019.

“En general el informe de la MESEG (Mesa de Seguimiento a la Implementación de las Recomendaciones del GIEIb tiene que darse en estos dos años que tenemos periódicamente. Ellos (CIDH) han visto importante tener un primer informe al año de cumplimiento de la firma del acuerdo, que fue marzo de 2022, pero puede haber otros informes específicos que se pueden ir dando”, explicó la autoridad en rueda de prensa.

En ese contexto, detalló que en la primera reunión con la delegación de la CIDH, encabezada por el experto en reformas judiciales Joel Hernández, se concluyó establecer una agenda de trabajo para permitir a la MESEG continuar con su evaluación y entregar el informe cuando se cumpla el primer año de la implementación de esta Mesa en el país.

La autoridad manifestó que la primera actividad establecida en esta cartera de Estado se desarrolló con la presencia del embajador de Bolivia en la Organización de los Estados Americanos (OEA), Héctor Arce, y el procurador general del Estado, Wilfredo Chávez.

En ese contexto, indicó que existe un avance en tres niveles de atención en las recomendaciones del GIEI: de atención a las víctimas, justicia y política pública.  

“En cada una de las 36 recomendaciones (del GIEI) tenemos tres niveles: atención a las víctimas, justicia y política pública (…) en las tres hay avances, pero no es porcentual porque son tareas de mediano y largo plazo que van a ir consolidándose”, aseguró.

Detalló que en el primer nivel se estableció una política pública que fue validada con todos los sectores de la sociedad y que concluirá con una ley en curso en la Asamblea Legislativa; además de la ayuda humanitaria que ya se terminó de implementar.

“El segundo elemento, el de la justicia, que mañana será evaluado por el fiscal general lo dejamos ámbito del debido proceso. Hay procesos que están avanzando actualmente y que tienen que llevar a algo que es fundamental. Las víctimas de Sacaba y Senkata necesitan justicia”, complementó.

Respecto a la política pública recordó que el año pasado se organizó una primera cumbre contra el racismo y discriminación ante los hechos ocurridos en 2019. Así también desde el Gobierno nacional se emprendió una reforma a la justicia boliviana en temas relevantes que permitieron que este año se gradúen los primeros 170 jueces institucionalizados y de carrera o elementos fundamentales como adecuar la normativa boliviana a las recomendaciones del GIEI.

“Ya está declarado inconstitucional el delito de sedición y estamos trabajando en la Asamblea Legislativa en la reforma al orden jurídico penal”, señaló.

Asimismo puntualizó que la CIDH permanecerá hasta el jueves en el país también para sostener reuniones con diversos sectores gubernamentales, de la oposición y de la sociedad civil en el marco de su evaluación a los avances de las recomendaciones planteadas en agosto de 2021 por GIEI.

En las próximas horas, la delegación que arribó al país se reunirá con las víctimas de Sacaba, Senkata, Pedregal y de otros sectores; además de autoridades de diversas instancias, Defensoría del Pueblo, embajadas y la sociedad civil, informó.

“Continuarán su trabajo mañana en la ciudad de Sucre, donde se reunirán con el Fiscal General del Estado, Tribunal Constitucional Plurinacional, Tribunal Supremo de Justicia, entidades de la Justicia boliviana, grupos de víctimas del sur del país, vocales de tribunales electorales y concluirán su trabajo el jueves con reuniones en la ciudad de La Paz”, manifestó.

También comunicó que, retornando de la capital, se reunirán con parlamentarios de oposición y otros grupos de la sociedad civil en la sede de gobierno.

El 22 de marzo de 2022, el Estado Plurinacional de Bolivia y el organismo internacional, suscribieron un plan de trabajo y la conformación de la MESEG (Mesa de Seguimiento a la Implementación de las Recomendaciones del GIEI Bolivia). El 17 de agosto de 2021, el GIEI estableció 36 recomendaciones, tras una investigación en sitio de los graves sucesos acaecidos en 2019, durante el movimiento golpista que derivó en masacres, ejecuciones sumarias y otras graves vulneraciones.