Eco 4 - F1- Min Yerko Núñez_Min Obras Públicas

 

Redacción central – Edición impresa

Una auditoría interna hecha en abril de este año a Boliviana de Aviación (BoA) evidenció que, entre  2017 y 2018, los costos de operación de la aerolínea llegaron a Bs 131,6 millones, mientras que los ingresos alcanzaron Bs 80 millones, informó ayer el entonces ministro de Obras Públicas, Yerko Núñez.

Explicó que el informe, ordenado por el exministro de Obras Públicas, Óscar Coca, el 23 de abril de 2019, mediante Memorándum 032/2019, concluyó identificando la existencia de indicios de responsabilidad administrativa, civil y penal, pero que nunca fue presentada y dada a conocer.

“El documento reveló que los costos de operación se incrementaron en Bs 131,6 millones entre 2017 y 2018, en cambio los ingresos en Bs 80 millones. Esto denota un déficit operacional que afecta la rentabilidad de la empresa estatal, es decir, que por cada boliviano que vendía, gastaba dos”, aseveró la autoridad en conferencia de prensa.

Además, el estudio advirtió deficiencias e irregularidades en los procesos de contratación del servicio de catering en las gestiones 2016, 2017 y 2018, como lo venía denunciando en ese entonces Núñez en su calidad de senador. “Se habrían destinado Bs 248 millones para refrigerios a bordo”, dijo.

Por otro lado, señaló que la auditoría mostró que en enero de este año concluyó el contrato de arrendamiento (alquiler) de la aeronave CP-2815, que fue siniestrada en 2016; pero que  BoA continuó pagando su uso a la empresa WSA SVERIGE hasta llegar a los Bs 4,1 millones.

Otra de las irregularidades  es que en agosto de 2019 se destinaron Bs 120 millones de las Reservas Internacionales Netas (RIN) para la renovación de la flota de aeronaves; de ese monto, el 35% fue destinado a la compra de repuestos, mediante la figura de “emergencia”, lo que incrementó su costo.

En ese sentido, dijo que remitirá el informe a la actual Gerencia de BoA para que inicie una auditoría operacional y acciones administrativas y judiciales contra exejecutivos y personal administrativo de la aerolínea, porque se evidenciaron hechos de omisión, negligencia y corrupción. Acotó que estas irregularidades no afectarán el trabajo de BoA y se descarta una posible “quiebra técnica”.