DEP 8 - FOTO 3 - MARTIN

Londres / AFP

El exjugador del West Ham y del Tottenham Martin Peters, que jugaba como centrocampista y marcó el segundo gol de la selección de Inglaterra en la final del Mundial de 1966 en el estadio londinense de Wembley, falleció ayer a los 76 años, tras una larga lucha contra la enfermedad de Alzheimer.

Peters, cuya muerte fue anunciada por el West Ham, fue uno de los tres jugadores de este equipo londinense, junto al capitán Bobby Moore y Geoff Hurst, quien marcó un triplete en la victoria de Inglaterra, en aquella final en la que su selección ganó a Alemania Occidental por 4-2, en el único título mundial de fútbol de los británicos.

“Todos en el West Ham United estamos muy tristes por la trágica noticia de que un legendario Hammer, Martin Peters, murió a la edad de 76 años”, anunció el club londinense en un comunicado. (AFP)