Sala de sesiones parlamentarias de la Unión Europea. (Foto: www.aa.com.tr)

Bolivia

Legisladores de las cámaras de Senadores, de Diputados, analistas y autoridades de Gobierno rechazaron ayer la injerencia del Parlamento Europeo en asuntos soberanos y recordaron que Bolivia ya no es una colonia, sino un Estado libre e independiente.

El repudio a esa intromisión surge después de que esa instancia deliberativa de la Unión Europea (UE) aprobó una resolución en la que condena, denuncia y pide la liberación de la presidenta de facto Jeanine Añez y dos de sus ministros investigados por el golpe de Estado de 2019.

INJERENCIA

El presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, aseguró que el Parlamento Europeo no pude sancionar a ningún país soberano, por lo que los invitó a visitar Bolivia para conocer la verdad sobre el juicio a Jeanine Añez.

En esa misma línea, su par de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, manifestó que la resolución fue emitida sin conocer la realidad del país, haciendo el ridículo porque no verificaron ni investigaron por qué Añez y sus colaboradores están procesados.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, sostuvo que las decisiones en Bolivia se asumen en el marco del respeto a su institucionalidad. “Es importante dejar en claro a algunos parlamentarios europeos que nuestro país ya no es una colonia, y que nuestras decisiones son soberanas, autónomas y siempre en el marco de la institucionalidad democrática. No permitiremos intromisiones extranjeras de ninguna naturaleza”, escribió en su cuenta de Twitter.

MEDIAS VERDADES

El analista Fernando López explicó que la deliberación del Parlamento Europeo tiene una intención política mediática impulsada por actores de la derecha boliviana e internacional para posicionar un relato con medias verdades.

“Se ve en medios de comunicación y en redes sociales que pareciera que la Unión Europea sanciona a Bolivia, cuando no es real, como lo señala el eurodiputado (Javi) López, que indica que la única institución en Europa para sancionar es el Consejo Europeo con ministros y autoridades que debaten y deben tener unanimidad en el voto”, indicó.

El Estado Plurinacional no tiene ninguna obligación de cumplir la resolución, en el marco de su soberanía y sería oportuno que invite a ese grupo de europarlamentarios para que corrobore que la justicia investiga el caso y trabaja de forma independiente, agregó.

EUROPARLAMENTO

El eurodiputado español Javi López, del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, afirmó que esa instancia no puede imponer sanciones a Bolivia.

“El Parlamento Europeo no es quien impone sanciones en la Unión Europea (…) Además, las sanciones como todas las decisiones en materia de política exterior son una decisión que debe tomarse por unanimidad”, precisó en contacto con Bolivia TV.

El eurodiputado Manu Pineda aseguró que Hermann Tertsch representa al fascismo europeo y como tal falta a la verdad cuando afirma que el Presidente de Bolivia y sus colaboradores pueden ser sancionados por la UE a través de mecanismos legales y aplicar sanciones selectivas contra líderes políticos.