Imagen ilustrativa. (Foto: RRSS)

Fabiola López Uriarte / Ahora El Pueblo Digital /

La directora general ejecutiva del Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa), Evelin Fortún, aseguró que se lanzó una alerta sobre la presencia de las subvariantes de la Ómicron (BQ1 y BQ 1.1) en Bolivia que tienen un alto grado de transmisibilidad, llegando a ser un 30% más contagiosas.

“Se han ido manifestando a finales del mes de septiembre en España. Durante la primera semana de noviembre y última de octubre (en Bolivia) va generando presencia en nuestro país. Mandamos una alerta y esta última semana hemos tenido una elevación de casos. Tenemos 1.600 positivos y nos toca tomar recaudos para recomendar a la población retomar ciertas medidas de bioseguridad”, informó en el Programa Primer Plano, de Bolivia TV.

Por lo que se pudo advertir en las nuevas subvariantes es que son altamente contagiosas, pero no letales y presentan síntomas muy particulares.

“Tienen los clásicos síntomas que ya los conocemos durante el paso de esta pandemia. Es más transmisible, pero menos letal, especialmente para las personas que ya han cumplido su esquema de vacunación o ya han enfermado por coronavirus”, señaló.

Asimismo, dijo que las vacunas son una respuesta positiva frente a esta nueva ola de contagios, pues generan anticuerpos favorables para la defensa y posterior curación en el organismo.

“Generan un mecanismo de nuestro mecanismo de defensa para formar anticuerpos específicos que nos ayuden a curarnos más rápido y a poder salir de esta infección sin complicaciones”, aseveró.

En ese sentido, el esquema completo está constituido por dos dosis y un tercero y cuarto refuerzo pasados los seis meses. Además, se ha asegurado una vacuna anual para fortalecer el mecanismo de defensa contra el coronavirus.

Finalmente, recomendó que las personas en edad vulnerable puedan cuidarse y evitar las aglomeraciones, además de usar el barbijo y el uso del gel o alcohol como mecanismos de prevención en estas fiestas de fin de año.