• Romina Montoya

Marlene Quispe y Helen Aragón fueron víctimas de los excesos y abusos de grupos violentos en el departamento de Potosí, durante el golpe de Estado, en 2019. Por separado, ambas madres de familia describieron el odio de las hordas que estaban en contra del gobierno de Evo Morales.

Marlene recordó que ese 9 de noviembre se asomó a la ventana y vio mucha gente concentrada señalando la casa. Salió con el pretexto de comprar verduras, momento que es interceptada por un grupo de personas, quienes preguntan por la dueña y les indican que saquen todo lo necesario porque la vivienda sería quemada.

“‘Saquen lo necesario’, nos dijeron, fuimos rápidamente a la casa y saqué la tele y camas, nos dieron un tiempo muy corto y después varias personas ingresaron a patadas, pese a que la dueña, Florentina Pérez, pedía no que ingresen”, dijo.

Marlene observó cómo comenzaron a tirar piedras a las ventanas y a destrozar lo que había dentro.

Helen Aragón contó cómo estos grupos violentos hacían reventar petardos muy cerca de la vivienda donde moraban, generando miedo y temor en sus dos hijos pequeños.

linkedin